artimalia
Dibujando especies para que no se borren.

Una web dedicada a todos los animales a los que ya se les
acabó el tiempo.

Artimalia es un espacio para ver, leer y reflexionar.

Extintos S19
Hacia 1800 Pika sarda | Prolagus sardus

Fue una especie nativa de la isla mediterránea de Cerdeña. Era un mamífero lagomorfo de la familia Prolagidae y fue descrito por los autores sardos como un "conejo gigante sin cola". Se cree que los nuráguicos, los antiguos pobladores de Cerdeña, lo consideraban un manjar.
Algunos piensan que la pika sarda todavía vive en estado salvaje en el interior de Cerdeña puesto que se han reportado avistamientos ocasionales, aunque ninguno de ellos ha sido verificado hasta el momento. La última mención fidedigna es la realizada por Cetti en 1774, quien describe a unas "ratas gigantes" muy abundantes en la isla de Tavolara, pero aparentemente ausentes de la vecina isla de Cerdeña.  [leer más...]

1800 Hipotrago azul | Hippotragus leucophaeus

Habitaba la región suroeste de la costa del sur de la sabana africana. Es una especie extinta de antílope y se convirtió en el primer gran mamífero de África desaparecido en tiempos históricos.
De la evidencia arqueológica y paleontológica se sabe que tuvo una distribución más amplia y era más común hace unos 10.000 años.
Los primeros exploradores lo descubrieron en 1774 cuando la especie ya era aparentemente rara. La llegada de los colonos europeos con sus armas de fuego significó el fin de estos animales, en menos de 30 años habían acabado con los últimos ejemplares. Su hábitat comenzó a degradarse debido al cultivo y al sobrepastoreo de los pastizales, la introducción por parte del hombre de ganado especialmente ovino, trajo como consecuencia una reducción dramática de su área de distribución, un hecho transcendental para un herbívoro selectivo que prefería pastos de alta calidad.  [leer más...]

Hacia 1830 Paloma azul de Mauricio | Alectroenas nitidissima

Esta especie era un ave columbiforme y endémica de las islas Mauricio. Su desaparición está relacionada con la destrucción del hábitat -todavía hoy, la principal amenaza de las palomas azules existentes- y la competencia directa surgida con las especies invasoras introducidas por el hombre como, por ejemplo, los macacos comedores de cangrejos. Por otro lado, la caza también pudo mermar la población de estas palomas puesto que, dado su carácter manso, se convirtieron en un blanco fácil para los cañones de los primeros colonos que llegaron a las islas.
El primer registro de esta paloma data de 1601-1603. En 1782 se le denominó "Pigeon hollandais" debido a que los tres colores de su plumaje -rojo, blanco y azul- recordaban a la bandera de Holanda. El último ejemplar confirmado fue abatido de un disparo en Savanne en 1826 aunque la especie pudo haber persistido hasta la primera década de 1830.  [leer más...]

1844 Alca gigante | Pinguinus impennis

Fue muy abundante en la época romana a lo largo de las costas del Océano Atlántico, desde Florida a Groenlandia, incluyendo Islandia, Escandinavia, las Islas Británicas, Europa Occidental y Marruecos.
Impennis, palabra en latín, se refiere a la falta de plumas destinadas al vuelo (pennae). Precisamente su incapacidad para volar y su torpeza en tierra firme agravaron su vulnerabilidad ante el ser humano que los cazaba para la alimentación, las plumas y como objeto de museos y colecciones privadas.
Víctimas de la recolección de sus huevos y de la caza indiscriminada, a finales del S. XVI el alca gigante ya había desaparecido de la Europa continental y en América del norte sólo abundaba al norte de Nueva York. Hacia 1800 únicamente podía encontrarse en Islandia. Dos barcos arribaron en este país en 1808 y 1813 coincidiendo con la época del año de la puesta de huevos. Este fue el fin del alca gigante.
La última pareja viva de estos animales fue vista el 2 de junio de 1844.  [leer más...]

Hacia 1860 Visón marino | Mustela macrodon

Este mamífero habitó la costa este de América del Norte: a lo largo de la costa rocosa de Terranova, zona marítima de Canadá hasta Maine y Massachusetts.
Fue cazado sistemáticamente: primero por los indígenas autóctonos que los capturaban por su piel y su carne. Y, luego fue, con la llegada de los europeos a estos nuevos territorios sin conquistar, que su persecución y exterminio para hacerse con su valiosa piel lo llevó al total aniquilamiento. Y es que el comercio de pieles en Europa durante los siglos XVIII y sobre todo en el XIX, a raíz de la demanda por parte de unas clases medias en ascenso y la falta de leyes contra tal desastre ecológico, lo que contribuyó a que el visón marino se extinguiera sin apenas conocerlo.
Dado por desaparecido alrededor del año 1860, aunque se hace referencia a un posible último ejemplar, una hembra, cazada en la isla de Campobello en 1894. No obstante este dato no es del todo fiable puesto que pudo ser confundido con un visón americano.  [leer más...]

1865 León del Cabo | Panthera leo melanochaitus

Vivía en las llanuras herbáceas del Karoo, al suroeste de Sudáfrica.
Desapareció rápidamente al entrar en contacto con los europeos. Los holandeses y, más especialmente, los ingleses fueron los responsables directos de su exterminio quienes lo cazaban indiscriminadamente por deporte y en represalia por sus ataques al ganado. También contribuyó la creación de asentamientos que acabó con la gran disponibilidad de presas para los leones, bien porque también las cazaban o bien porque las desplazaban al construir las ciudades. En 1865, en Natal, un tal general Bisset abatió al último ejemplar del que se tiene registro.  [leer más...]

1867 Oso del Atlas | Ursus arctos crowtheri

Era una subespecie del oso pardo que habitaba originalmente en la cordillera del Atlas, desde Túnez hasta Marruecos. Se trataba del único úrsido presente en África en tiempos recientes.
La caza y la destrucción de su hábitat natural prácticamente lo habían exterminado para cuando se estudió científicamente por primera vez.
Este oso se cita en fuentes romanas como "abundante" en la cordillera del Atlas, que en esa época estaba cubierta en su mayor parte por bosques de pinos. También se encuentra representado en mosaicos romanos hallados en la zona y es posible que algunos ejemplares fueran utilizados en los espectáculos venatorios: celebraciones de la Antigua Roma llevadas a cabo en el circo o en el anfiteatro y en el que intervenían animales exóticos y salvajes.  [leer más...]

1867 Codorniz de Nueva Zelanda | Coturnix novaezelandiae

Antiguamente la codorniz de Nueva Zelanda o Koreke existía en las dos islas. Primero se extinguió en la isla del Norte, la más poblada de colonos.
Su desaparición fue especialmente rápida y dramática, desde la primera ave capturada hasta los últimos ejemplares cazados sólo hay 40 años de diferencia.
Además de ser pieza de cazadores, las causas de su extinción son imputables a la introducción por parte de los británicos de ratas, cerdos y otros animales domésticos que se ensañaron con las nidadas y con las aves jóvenes, así como la importación de faisanes destinados a la caza que, probablemente, eran portadores de enfermedades letales para la especie.  [leer más...]

1870 Gecko de Delcourt | Hoplodactylus delcourti

Kawekaweau, en maorí, era una especie gigante de gecko que habitaba en Nueva Zelanda.
El último encuentro con uno de estos animales del que se tiene constancia fue a través de un jefe de la tribu maorí Urewera, quien atrapó un ejemplar que vivía bajo la corteza de un árbol muerto; lo describió "marrón con rayas de color rojizo y tan grueso como la muñeca de un hombre".
La única muestra de esta especie fue "descubierta" en el sótano del museo de Marsella, abandonado entre las colecciones, sin registro de sus orígenes ni de la fecha de recogida; estos datos todavía siguen siendo un misterio.  [leer más...]

1875 Tarpán | Equus ferus ferus

Era un caballo salvaje euroasiático. Existían dos tipos de tarpanes: de las estepas y el forestal.
La última yegua en estado salvaje murió al caer por una grieta del terreno tratando de huir de sus perseguidores y la especie desapareció definitivamente al morir el último ejemplar mantenido en cautiverio en el zoológico de Moscú en 1875.  [leer más...]

1875 Pato de Labrador | Camptorhynchus labradorius

Habitaba en zonas de Canadá y Estados Unidos. No se conoce con exactitud pero es probable que nidificara en zonas remotas a lo largo del Golfo de San Lorenzo y de la Costa de Labrador en Canadá. Sí se sabe que se extinguió en tan sólo 89 años y que su población disminuyó drásticamente entre los años 1850 y 1870.
Las causas que le llevaron a la extinción son difusas. La caza con armas de fuego y las trampas colocadas en sus lugares de invernada fueron, sin duda, factores determinantes. Puede ser que se les cazara no tanto por el alimento -su carne se describía de mal sabor- sino para comerciar con sus plumas. También puede derivar de una recolección masiva de sus huevos. Otra causa pudo haber estado relacionada con la disminución de los mejillones y otros moluscos de los que se alimentaba debido al crecimiento humano e industrial de la zona. El último ejemplar confirmado se cazó en 1875, en Long Island, una isla de Nueva York.
[leer más...]

1876 Guará o zorro malvinero | Dusicyon australis

Fue una especie de cánido, el único mamífero endémico de las islas Malvinas, su hábitat exclusivo.
Las cacerías dirigidas por los ocupantes británicos mermaron la especie hasta la extinción; los consideraban una plaga ante sus rebaños de ovejas y cabras. Ya antes, hacia 1830, los loberos estadounidenses los depredaban en masa para obtener su piel.
Es probable que estos zorros descendieran de una población que habitó en el continente y que llegó a las Malvinas de forma accidental. La población que quedó en el continente se extinguió, quedando en las islas la única muestra de su linaje. Estos sobrevivieron a las duras condiciones de las islas durante decenas de miles de años hasta la llegada de los colonos británicos.  [leer más...]

1883 Quagga | Equus quagga quagga

Fue una variedad única de la cebra de planicie. Los quaggas vivían en manadas en el sureste de Sudáfrica.
Fueron perseguidos desde la llegada de los primeros colonos holandeses por su carne y su piel. Mataron miles de ejemplares, a mediados del siglo XIX, como parte de un plan de exterminio de animales salvajes en la zona. El objetivo de esta política era destinar las tierras de pasto a las manadas de ganado doméstico.
La población en libertad de estos animales descendió rápidamente, hasta el punto de que la especie ya se había extinguido de Sudáfrica en 1870. El 12 de agosto de 1883 moría en el zoológico de Amsterdam el último quagga, sin que nadie fuera consciente de ello.  [leer más...]

1892 Cabra montés portuguesa | Capra pyrenaica lusitanica

Se trata de una de las cuatro subespecies de cabra montés conocidas. Habitaba las zonas montañosas del norte de Portugal, Galicia, Principado de Asturias y Cantábria occidental. Esta subespecie era endémica de la Península Ibérica. Hasta 1800 esta cabra era abundante en toda su distribución, pero comenzó a sufrir un continuo descenso originado por la destrucción de su hábitat y la caza excesiva. A esto se le debe sumar el hecho de que los cazadores no respetaban las temporadas de caza. Curiosamente, los últimos avistamientos de este animal fueron todos de hembras, normalmente los cazadores prefieren la cornamenta de mayores dimensiones, propia de los machos. La última hembra de España murió en 1890. Dos años después muere el último ejemplar, también hembra, en la Sierra de Geres en Portugal, su último refugio.  [leer más...]

1894 Cascanueces de Kona | Chloridops kona

Es una especie extinta de pinzón de la subfamilia de los mieleros hawaianos Drepanididae. Era endémica de los bosques de Naio o sándalo falso (Myoporum sandwicense) en elevaciones cercanas a los flujos volcánicos, entorno a los 1.500m y próximos al distrito de Kona, en la isla de Hawái. Debido a que fue un pájaro desconocido para los nativos del territorio, no existe ninguna denominación para la especie en la lengua de origen.
Las claves de su extinción se desconocen, la especie ya era muy rara cuando se descubrió por primera vez, aunque, al parecer, todo apunta a la destrucción de su limitadísimo hábitat (posiblemente menos de 10km²) y a enfermedades introducidas como la malaria aviar. El último ejemplar se capturó en el año 1894. Varias especies pertenecientes a la subfamilia Drepanididae fueron clave en la polinización de diversas plantas endémicas de la isla; ahora que muchas de estas aves han desaparecido, algunas de estas plantas también se enfrentan a la extinción.  [leer más...]

A lo largo del S.19 Calamón blanco | Porphyrio albus

Era un ave de la familia Rallidae que habitaba en la isla de Lord Howe, Australia.
La causa principal de su desaparición fue debida a la introducción de la rata negra que llegó a la isla a través de los barcos y que depredaba numerosas especies que no estaban habituadas ni preparadas para convivir con ella. En la isla de Lord Howe, la mitad de las plantas y un gran número de animales son endémicos, muchos de ellos, han llegado a la extinción en poco más de 200 años de colonización humana.
[leer más...]

Extintos s20
1904 Paloma perdiz de Choiseul | Microgoura meeki

Era una ave columbiforme que sólo habitaba en la isla de Choiseul, Islas Salomón y al este de Nueva Guinea.
Se cree que esta paloma fue víctima no sólo de los cazadores humanos sino también de los gatos salvajes no autóctonos y los perros que se introdujeron en las islas.  [leer más...]

1905 Lobo japonés (Honshu) | Canis lupus hodophilax

Fue la más pequeña variedad de lobo del mundo. Era endémico de Japón ya que sólo se le podía ver en las zonas montañosas de las islas de Honshu, Shikoku y Kyushu.
Tradicionalmente considerado como un dios protector por la religión sintoísta, fue tolerado y alimentado desde antaño por los campesinos japoneses, por lo que esta subespecie se volvió bastante dócil con el tiempo. Con la llegada de la Era Meiji, este animal pasó de tener una relación cordial con los humanos a ser perseguido y exterminado. Fue entonces cuando se le empezó a considerar una amenaza para las nuevas granjas y plantaciones al estilo occidental construidas durante la modernización del país. La presión inducida por la deforestación de su hábitat forzó al animal a estar en contacto con la población humana, provocando que entrara en conflicto con los agricultores y ganaderos. Combinada a estas causas, una epidemia de rabia fue la que hizo el resto.  [leer más...]

1907 Huia | Heteralocha acutirostris

Fue un ave endémica de la Isla Norte de Nueva Zelanda. Su extinción se debe a dos factores bien documentados. No fue sino hasta la colonización europea cuando el número de huias comenzó a disminuir gravemente. Por un lado, la caza excesiva que estaba muy extendida a fin de obtener su plumaje y poder atender la demanda mundial encabezada por museos y ricos coleccionistas privados. Las distintivas plumas largas de la cola eran utilizadas por los jefes maoríes como muestra de su estatus. La visita de dos figuras de la realeza inglesa a Nueva Zelanda produjo una desenfrenada demanda de plumas de huia entre las personas con ambiciones sociales. Varios miles de ejemplares se exportaron al extranjero como parte de este comercio. La segunda razón fue la deforestación masiva y generalizada. Las tierras bajas de la Isla Norte fueron despejadas por los ocupantes europeos para destinarlas a la agricultura. Otra causa adicional fue la depredación por parte de especies no autóctonas introducidas por el hombre en la isla. Hubo algunos intentos de conservarla pero la preocupación y la protección legal llegaron demasiado tarde.  [leer más...]

1914 Paloma viajera | Ectopistes migratorius

Es una de las historias más trágicas de la extinción en tiempos modernos. Sufrió el declive poblacional más acusado ya que, en tan sólo un siglo, pasó de ser el ave más abundante de Norteamérica, y tal vez del mundo, a engrosar la lista de especies extinguidas. Se cazaban a fin de aprovechar su grasa, plumas y carne. Aparecieron los cazadores coloniales, reconocida como carne barata comenzó a comercializarse para alimentar a los esclavos y para fabricar piensos para animales domésticos, hechos que la condujeron a una catastrófica campaña de caza masiva. En 1896 se produjo el asalto a la última gran colonia de cría, sacrificándose 250.000 ejemplares en un solo día que constituían el número total de adultos de la zona. Las crías, huevos y nidos fueron abandonados al bochorno del sol y los depredadores. Ninguna de las aves capturadas entonces llegó al mercado porque el tren que las transportaba descarriló y sus cuerpos quedaron desparramados y abandonados. 'Martha', la última paloma migratoria, murió en su jaula del zoológico de Cincinnati en 1914.  [leer más...]

1914 Lechuzón cariblanco | Sceloglaux albifacies

Fue un ave endémica de Nueva Zelanda y el único representante del género Sceloglaux. Las razones de su extinción no están claras, posiblemente fue la modificación de su hábitat y la introducción de mamíferos que predaban sobre ella y sobre sus presas, la rata del Pacífico especialmente. También la introducción de enfermedades aviarias y la recolección de ejemplares para los museos pudieron contribuir a su desaparición.
Era una especie abundante cuando llegaron los colonos europeos en 1804. Cuarenta años después ya se consideraba raro y comenzó su rápido declive. La subespecie de la Isla Sur fue la que más resisitió, parece ser que hubo varios avistamientos hasta 1960 pero el último confirmado se produjo en 1914 en South Canterbury. El último ejemplar de la Isla Norte fue capturado en 1889.  [leer más...]

1918 Cotorra de las Carolinas | Conuropsis carolinensis

Era el único miembro de la familia de los loros y cacatúas originario de Norteamérica. Sin duda, un triste ejemplo más de la ceguera humana, el encarnizamiento con que se exterminó a esta especie, quizás, sólo es comparable al de la paloma viajera.
Su alimento principal eran los "arrancamoños", una planta que parasita los campos de cultivo. Los agricultores, muy lejos de pensar que en realidad les favorecía, creían que se lanzaba sobre sus cosechas, así que no dudaban en matarlos a miles siempre que tenían ocasión. A pesar de haber sido un ave abundante, la presión ejercida a manos de los colonos europeos, no pocas tribus indias y la persecución a fin de obtener sus plumas para la creciente demanda de sombreros femeninos les condujo a la extinción. Como punto final, las últimas y aisladas poblaciones de este ave, posiblemente, cayeron víctimas de plagas importadas y transmitidas por aves domésticas. El último macho 'Incas' murió en su jaula del zoológico de Cincinnati en 1918. 'Lady Jane', la última hembra, había muerto un año antes.  [leer más...]

1920 Aye-aye gigante | Daubentonia robusta

Era un primate estrepsirrino endémico de Madagascar y emparentado con los lémures.
Se han encontrado fósiles de esta especie en los lugares que habitaba y se le considera muy similar morfológicamente a los actuales aye-aye, aunque dos veces más grande, según se desprende de los restos encontrados de la mandíbula e incisivos. Existe un misterio acerca de cómo esta especie de este tamaño con la mismas características de dientes y manos que las especies vivientes, pudo haber existido en un hábitat con tan bajos niveles de humedad.  [leer más...]

1923 Bubal hartebeest | Alcelaphus buselaphus buselaphus

Fue un magnífico antílope que una vez pobló todo el norte de África y el Medio Oriente. Se cree que vivió en Argelia, Egipto, Libia, Marruecos y Túnez. En tiempos, fue domesticado por los antiguos egipcios como fuente de alimento y para ritos de sacrificio. Sin embargo, las profundas raíces mitológicas que le rodeaban no fueron suficientes para salvarlo de la extinción. A partir de la década de 1900 sólo podía encontrarse en Argelia y en el Alto Atlas marroquí. Los franceses residentes en Marruecos iniciaron su caza indiscriminada por recreación y para el consumo de su carne. Masacraron grandes rebaños y muchos otros ejemplares fueron capturados vivos para destinarlos a zoológicos. Parece ser que el último ejemplar fue una hembra que murió en cautiverio en el zoo de París en 1923.  [leer más...]

1927 Loro del paraíso | Psephotus pulcherrimus

Su distribución se extendía desde el sur de Queensland central al sureste de Queensland y el norte de Nueva Gales del sur. Las razones de su rápida extinción no dejan de ser especulativas. Probablemente tuvo mucho que ver la deforestación y el sobrepastoreo de ganado con su consecuente reducción de la disponibilidad de semillas en pastos nativos. También se señala como posibles causas, la depredación de especies introducidas como el gato, la caza por parte de los colectores de pájaros, la aparición de una serie de sequías, la recolección de huevos y la propagación de algún tipo de epidemia. El último avistamiento confirmado data del año 1927.  [leer más...]

1928 Asno salvaje de Siria | Equus hemionus hemippus

Era una subespecie del burro salvaje asiático. Eran abundantes y se les podía encontrar en varias zonas del Oriente Próximo, como Siria, Mesopotamia y Arabia, donde eran comunes los informes sobre estos equinos y los grandes rebaños que solían transitar las montañas y las estepas desérticas.
Ya estuvo amenazado anteriormente pero su situación se agravó durante la primera guerra mundial. Gran parte de las zonas que constituían su hábitat fueron invadidas por tropas turcas y británicas fuertemente amadas. Ante la aparición de numerosos automóviles modernos, no pudieron competir en velocidad contra ellos, así que fueron cazados en grandes cantidades y en poco tiempo pese a que había sobrevivido durante miles de años. Parece ser que el último animal conocido en estado salvaje fue cazado en 1927 cuando bajaba a por agua al oasis Al Ghams, en Jordania. Según fuentes, al año siguiente moría el último ejemplar de toda la especie, un macho mantenido en cautiverio en el zoológico de Viena.  [leer más...]

1936 Tilacino | Thylacinus cynocephalus

Era un carnívoro marsupial, el más grande de los tiempos modernos, nativo de Australia y Nueva Guinea. Se trataba del último miembro viviente de su género. Antes de la llegada de los colonos ingleses y los dingos, el tilacino no tenía competencia. Que se viera al tilacino como una amenaza para ovejas y gallinas, le puso en el punto de mira y le señaló como alimaña digna de exterminio. Esto le condujo a una campaña de caza intensiva incentivada por recompensas y promulgada por el propio gobierno colonial. Fue perseguido y envenenado desde 1840 hasta 1909. Otros hechos que podrían haber contribuido a su desaparición fueron la ocupación de su hábitat natural por parte del humano, la introducción de perros y algunas enfermedades.
El último ejemplar del que se tiene constancia 'Benjamín' murió en cautiverio en 1936, se cree, debido a una negligencia del zoológico Hobart. Aislado en el exterior de su refugio quedó expuesto a un calor sofocante durante el día y a temperaturas glaciales durante la noche, fenómeno atípico en Tasmania. El último miembro en estado salvaje había sido abatido por un granjero seis años antes.  [leer más...]

1937 Tigre de Bali | Panthera tigris balica

Junto al tigre de Java y al tigre persa, ésta es una de las tres subespecies de las ocho totales que ya están extintas. Era endémico de la isla de Bali, Indonesia. Necesitados de amplios territorios de caza y dada la reducida extensión de la isla, es muy probable que la subespecie nativa de estos tigres nunca fuera demasiado abundante. La población humana y la agricultura iban en aumento en Bali, así que, una vez más, las causas de su desaparición están ligadas a la caza y a la pérdida del hábitat y de las presas. A comienzos del siglo XX sólo sobrevivían de manera dispersa en las montañas de la zona oeste. Aquí la persecución aumentaba a medida que la isla se hacía más accesible y muchos cazadores iban allí para obtener su trofeo.
El 27 de septiembre de 1937 se daba caza en esta parte de la isla al último ejemplar, una hembra. No existen tampoco en cautividad, por lo que la reintroducción de la especie a su medio natural es inviable.
[leer más...]

1938 Ciervo de Schomburgk | Cervus schomburgki

Denominado nuar sa mun en su área de origen, este miembro de la familia Cervidae era endémico de las llanuras de Tailandia central. A partir de la segunda mitad del siglo XIX comenzaron a extenderse los cultivos de arroz en las tierras pantanosas del interior del país, lo que supuso una destrucción casi total de su hábitat. La caza no se realizó en grandes cantidades pero es muy probable que hiciera resentirse a la población ya que, por entonces, era reducida. Se apreciaba por su piel, astas y para su aplicación en medicina tradicional.
Se estima que desaparecieron en estado salvaje en 1932. El último ejemplar cautivo, un macho mantenido como mascota en un templo budista, murió en 1938 al ser tiroteado por un borracho lugareño.
Ninguno de los programas de cría llevados a cabo a partir de 1870 en templos tailandeses o en algunos zoológicos europeos tuvieron éxito a largo plazo.  [leer más...]

1940 Ostrero unicolor canario | Haematopus meadewaldoi

Era un ave endémica de la isla canaria de Fuerteventura e islotes aledaños. Una de las razones de su desaparición está ligada al marisqueo intensivo de la zona. Parece ser que la presencia del ostrero canario estaba muy vinculada a la de la lapa majonera. La excelente calidad de la carne de las lapas provocó la aparición de recolectores concheros repartidos por todas las islas y, como consecuencia, la población de lapas disminuyó rápidamente en gran parte del archipiélago, llegando a desaparecer en muchas localidades.
El golpe final estuvo a manos de los propios naturalistas y coleccionistas que, a fin de engordar las luctuosas colecciones científicas de los grandes museos de historia natural, recorrían armados el planeta en busca de especies raras. Por este motivo el ostrero unicolor canario se convirtió en una pieza cotizada. Hubo, incluso, oportunistas locales que ofertaban huevos y pieles por cuantiosas cantidades de dinero.  [leer más...]

1941-43 Mariposa azul de Xerces | Xerces glaucopsyche

Esta especie vivió en las dunas de arena de la costa del distrito de San Francisco. Pertenecía a la familia de mariposas alas de gasa, Lycaenidae. Se cree que fue la primera especie de mariposa americana que llegó hasta la extinción como consecuencia de la pérdida del hábitat natural causado por el crecimiento urbano en el área de la bahía.
Esta mariposa probablemente se asoció con algún tipo de hormigas en sus etapas larvales como parte de una relación simbiótica. Parece que una de las teorías de su extinción apunta a que una nueva especie de hormiga introducida fue sustituyendo lentamente a la hormiga autóctona, rompiéndose así el equilibrio natural.
Fue descrita y documentada por primera vez en el año 1852. El último avistamiento confirmado fue entre los años 1941 y 1943.  [leer más...]

1944 Rascón de Laysan | Porzana palmeri

Era un pequeño habitante de la isla hawaiana de Laysan, una pequeña isla que fue y sigue siendo refugio de una importante colonia de aves marinas. Este miembro no volador de la familia Rail debe su extinción a la competencia por la vegetación surgida con los conejos domésticos que se introdujeron en Laysan.
Otras dos especies endémicas, Millerbird de Laysan y Apapane de Laysan, también sucumbieron ante la falta de alimento y de zonas de anidación. La extinción de esta especie es especialmente lamentable porque podía haberse evitado con facilidad.  [leer más...]

Principios de los años 50 Canguro rabipelado occidental | Onychogalea lunata

Esta especie endémica del oeste y centro de Australia habitaba los bosques abiertos y las colinas pedregosas cubiertas de matorrales. Con los asentamientos de los ocupantes ingleses llegó la sobrecaza que, junto a la lenta maduración de las crías, le llevó a una drástica disminución poblacional. La especie desaparecía a un ritmo más rápido del que se podía recuperar. La degradación del hábitat incluye incendios forestales provocados por el hombre, la expansión del pastoreo y una de las razones que más impacto ha ocasionado en el medio australiano: la introducción de conejos y animales depredadores no autóctonos. Este marsupial no estaba preparado para los cambios repentinos de su equilibrio natural.
El último avistamiento registrado de este animal data de principios de los años 50. Ninguna medida específica de conservación fue llevada a cabo mientras aún existía esperanza para estos walabíes. De las tres especies de las que consta su género, sólo una, Unguifera onychogalea, ha sobrevivido al asentamiento europeo en la isla y la otra, Onychogalea franeata, se encuentra seriamente amenazada.  [leer más...]

1950 Macao glauco | Anodorhynchus glaucus

Era un rarísimo guacamayo que residía en el norte argentino, sur paraguayo, noreste uruguayo y brasileño.
La sobredestrucción de la palma yatay, Syagrus yatay, contribuyó a su desaparición ya que sus nueces constituían su fuente de alimento indispensable; aunque las causas de su extinción responden fundamentalmente a la pérdida de hábitat.
Corren rumores de avistamientos pero sólo dos se consideran aceptables durante el siglo XX. Uno de ellos es un registro de un ejemplar vivo recogido en 1950, al noroeste de Uruguay.
Por otro lado, la última vista por residentes de la región fue en 1932. Las expediciones emprendidas en los años 90 fallaron ante la posibilidad de encontrar poblaciones vivientes de esta especie.  [leer más...]

Hacia 1950 Bandicut de pies de cerdo | Chaeropus ecaudatus

Era un pequeño marsupial que vivía en Victoria y en las zonas áridas y semiáridas de Australia. La distribución de esta especie endémica abarcaba gran variedad de hábitats, desde bosques dispersos con alta vegetación hasta llanuras y arenales. Las causas de extinción no están definidas pero su descenso poblacional parece precipitarse cuando los europeos comienzan sus asentamientos en el continente, a este hecho se le atribuye un doble cambio de hábitat: en primer lugar, los nativos quemaban pequeñas áreas de hierba que pronto se regeneraban proporcionando un nuevo suministro de alimento y refugio para los bandicuts. La llegada de los colonos supuso el abandono de esta práctica tradicional y las condiciones del suelo se alteraron. En segundo lugar, la introducción de un gran número de ganado originó cambios significativos en la estructura del territorio, el crecimiento de las plantas y la disponibilidad de alimentos.
El último ejemplar conocido fue capturado en 1901, sin embargo, registros aborígenes indican poblaciones supervivientes hasta la década de 1950.  [leer más...]

1951 León marino japonés | Zalophus japonicus

Habitaba las zonas costeras del archipiélago japonés y de la península de Corea. Fue en sus últimos años de existencia cuando la captura de miles de ejemplares les hizo desaparecer; además de la sobrepesca en sus zonas de alimento y el gran deterioro del hábitat ocasionado por la Segunda Guerra Mundial (1939-1945). También corre el rumor de que los soldados coreanos utilizaban a estos animales en sus prácticas de tiro (Van den Hoek Ostende, 1999). Según la prensa coreana, hubo que detener la caza en los años 40, prácticamente cuando ya se habían extinguido y costaba encontrarlos debido a su escasez.
Por lo visto, su carne no era sabrosa así que se les cazaba para otros menesteres: para extraer el aceite de la grasa de su piel, los órganos internos se usaban en la medicina oriental, los bigotes para fabricar limpiadores de pipa y la piel para artículos de cuero. En el siglo XX se les capturaba para espectáculos en circos. La última colonia conocida de estos mamíferos, de entre 50 y 60 ejemplares, se avistó en 1951 por la guardia costera coreana.  [leer más...]

1952 Foca monje del Caribe | Monachus tropicalis

Era la única foca conocida nativa que habitaba en el mar Caribe desde las aguas tropicales de Florida, Estados Unidos, hasta las Dependencias Federales venezolanas. Es también la primera especie de focas en extinguirse directamente debido a causas humanas. Su primer contacto con los colonos europeos fue a través de Cristóbal Colón en 1493, cuando fueron descritas como "lobos de mar" y se comenzaba a percibir el interés económico por la especie. Tras esta llegada, la foca monje comenzó a cazarse por su piel, grasa y carne, llegando a matar más de 100 ejemplares por noche. Más tarde se generalizó la idea de que era una amenaza para los bancos de peces y se inició una campaña semiorganizada para su exterminio.
En 1982 se le consideró en peligro de extinción y en 1994 fue catalogada extinta. El 6 de junio de 2008 se le confirmó especie oficialmente extinta, un total de 56 años de diferencia desde el último registro de 1952 en el Banco Serranilla, entre Honduras y Jamaica. Este suele ser el tiempo de rigor antes de declarar una especie extinta de forma oficial.  [leer más...]

1957 Pájaro carpintero imperial | Campephilus imperialis

Era un ave voladora que habitaba principalmente los bosques templados y fríos de México, aunque originariamente también se le encontraba en el sur de Estados Unidos. Las zonas de altas latitudes eran su hábitat preferente; aquí la capa del suelo estaba muy desarrollada y podían utilizar los pinos muertos para nidificar. Bastaron no más de cuarenta años de tala indiscriminada de los bosques a manos de la industria maderera para destruir por completo su hábitat, se estima además que este pájaro necesitaba alrededor de 30km² por pareja para poder subsistir. Como dato significativo el 99,4% de la Sierra Madre Occidental se ha despejado o talado selectivamente. Se le cazó por diversión, era un objetivo fácil debido a sus dimensiones y se calcula que un 30% murió a causa del vandalismo. También la caza tuvo fines medicinales, alimenticios y ciertamente macabros ya que se capturaban para ser embalsamados o para utilizar sus cabezas como amuletos. Los últimos reportes confirmados de su existencia datan de 1957 en Durango.  [leer más...]

1964 Oso mexicano | Ursus arctos nelsoni

Esta subespecie del oso pardo era uno de los más pesados y grandes mamíferos de México. Habitaba en las zonas de pastizales y los territorios montañosos poblados de pinos en la parte suroeste de los Estados Unidos y del norte de México. En el siglo XIX comenzaron a expandirse las poblaciones humanas en ambas regiones, ocupando gran parte de las áreas habituales de este animal. Los ataques ocasionales al ganado que los humanos trajeron consigo, lo pusieron en el punto de mira y comenzaron a cazarlo y a envenenarlo.
Hacia los años 30 ya había desaparecido de los Estados Unidos y su rango quedaba reducido a tres montañas aisladas de México: Cerro de las Campanas, Santa Clara y Sierra del Nido. En 1960 sólo contaban con 30 ejemplares porque, a pesar de su condición de protegido, se continuó con la caza. En aquel entonces los ganaderos decidieron exterminar a los pocos que quedaban.  [leer más...]

1967 Bilby menor | Macrotis leucura

Esta especie endémica de Australia vivía en zonas desérticas con baja densidad de vegetación y suelos adecuados para excavar en arenas de sabana. Era un marsupial de la familia Peramelidae y de aspecto similar al conejo. Fue descubierto en 1887 pero para la década de los 50 ya se había extinguido debido a dos causas fundamentales: por la caza para obtener su piel y por la introducción de especies no autóctonas por parte del hombre, como el zorro, que depredaba sobre él y por la competencia por los recursos surgida con los conejos. En el verano de 1932 se capturaron los últimos ejemplares vivos en la estación de Cooncherie. El último individuo del que se tiene noticia es gracias a un cráneo recogido en el nido de un águila en 1967. Se estima que los huesos pertenecían a un bilby menor de unos 15 años de edad.  [leer más...]

1970 Tigre persa | Panthera tigris virgata

También conocido como tigre del Caspio, su distribución original comprendía la península de Anatolia, el Cáucaso, el Kurdistán, el norte de Iraq e Irán, Afganistán y gran parte de Asia Central hasta Mongolia.
En tiempos de los romanos ya era capturado para espectáculos en circos, generalmente para enfrentarlos en la arena contra el león del Atlas. El aumento de la población y la presión humana hicieron que su área de distribución cada vez fuera más limitada. Entre las medidas previstas por los zares de Rusia para ocupar las tierras fronterizas de Asia Central y el Cáucaso, se encargó al ejército el exterminio de estos tigres. Posteriormente, la deforestación ocasionada por los colonos y la comercialización de su piel supusieron el punto y final para la especie. La prohibición de cazar tigres en la URSS proclamada en 1947 llegó demasiado tarde pero al menos sirvió para salvar al constantemente perseguido tigre siberiano. Las fechas de desaparición son dudosas y varían según los puntos geográficos. El último registro corresponde al este de Turquía, en 1970 cuando se mató, probablemente, al último ejemplar.  [leer más...]

1972 Tigre de Java | Panthera tigris sondaica

Era endémico de la isla de Java, Indonesia. Constituye una de las tres subespecies del tigre extintas recientemente, en menos de 100 años pasó de ser considerado una peste a un animal en peligro. La principal causa de su extinción fue la pérdida del hábitat derivada de la invasión agrícola por parte de una creciente población humana en la isla. A esto se la añadió la caza y el tráfico de sus pieles, además de la disminución de sus presas naturales que le hizo entrar en competencia con otros depredadores.
En 1950 la población total de estos tigres ya se había reducido entre 20-25 individuos dispersos por toda la isla por lo que las probabilidades de supervivencia eran insuficientes. El último lugar donde persistieron fue una remota área montañosa del sureste de Java llamada Meru Betiri, protegida en 1972, año en el que se produjo el último avistamiento confirmado de la zona. El problema principal de esta reserva es que estaba muy fragmentada por cultivos y los agricultores seguían matándolos si se acercaban.  [leer más...]

1973 Pez de Tecopa | Tecopa cyprinodontidae

Este pez era nativo del desierto de Mojave en California. Fue descubierto en 1942 y se encontraba únicamente en las salidas de los manantiales calientes del norte y sur de Tecopa. Su declive poblacional vino poco después, cuando las termas se canalizaron y se reemplazaron por balnearios. La popularidad de estos manantiales durante los años 50 y 60, trajo consigo la pérdida total de su hábitat con la construcción de hoteles y parques acoplados que permitieran una estancia más cómoda a los turistas.  [leer más...]

1981 Rana de Australia | Rheobatrachus silus

Este anfibio anuro, endémico de Australia, era el único animal conocido capaz de incubar sus huevos en el interior del estómago, un hecho que conseguía, aparentemente, desconectando sus enzimas digestivas mediante una sustancia producida por los propios huevos.
A rasgos generales, el cambio climático, la destrucción del hábitat, la contaminación y la demanda de los consumidores de la alta cocina son las principales causas del declive anfibio.
Esta rana se descubrió en 1973 y hacia 1981 ya estaba desaparecida. Los ejemplares en cautividad que se recogieron fueron muriendo sin reproducirse.  [leer más...]

1981 Pato de las Marianas | Anas oustaleti

Es un miembro extinto del género Anas y endémico de las islas Marianas, un grupo de islas en el océano Pacífico formadas por montañas volcánicas y que están situadas al este de Filipinas y al sur de Japón.
La población de estos patos descendió rápidamente con la desecación del medio donde habitaba puesto que los humedales pasaron a convertirse en zonas de agricultura y de construcción. En el lago Susupe, uno de sus últimos refugios, cabe destacar la contaminación generada por los residuos de las fábricas de azúcar. Durante los años 1930 y 1940 se capturaron alrededor de 100 ejemplares para cubrir la demanda de museos y coleccionistas japoneses; dado el reducido número natural de estas aves, este hecho, junto a la presión ejercida por la caza, pusieron en peligro las poblaciones locales contribuyendo así a su extinción. Los intentos de reproducción en cautividad no tuvieron éxito. En 1981 moría el último ejemplar.  [leer más...]

1981 Coquí dorado | Eleutherodactylus jasperi

Era un pequeño anfibio anuro de la familia Eleutherodactylus, palabra que significa "dedos libres".
Habitaba en Puerto Rico, principalmente en la región de la Sierra de Cayey, un área semicircular de 6 millas de radio. Recibió este nombre por la llamada de dos tonos que emitían los machos y que sonaba justamente como 'co-quí'. Era la única especie de rana ovovivípara del continente americano, es decir, su característica exclusiva era que paría las crías vivas.
Poblaba las áreas donde abundaban las bromelias, un género tropical de plantas que crecen en la tierra, los árboles y las rocas y cuyas flores tienen un cáliz muy profundo. Las causas de su extinción se repiten una vez más: la caza y, sobre todo, la pérdida del hábitat debida a la deforestación y a la construcción humana.
Fue incluida en la lista de especies en peligro en el año 1977. Para algunos naturalistas está en grave peligro de extinción, otros, la consideran actualmente extinta tras decenas de años sin ser vista ni escuchada. Las expediciones de búsqueda no obtuvieron resultados.  [leer más...]

1988 Jambato negro | Atelopus ignescens

Era una pequeña rana muy común en Ecuador. Se distribuía a lo largo de los páramos y bosques interandinos y en zonas altas de las Cordilleras Oriental y Occidental de los Andes, desde la provincia de Imbabura, al norte, hasta las provincias de Chimborazo y Bolívar, al sur. Esta especie también solía ser encontrada en áreas urbanas periféricas de ciudades como Latacunga y Quito.
Actualmente está considerado extinto debido a que no ha sido encontrado desde el 30 de marzo de 1988, fecha de su último registro, y a pesar de haberse realizado numerosos esfuerzos de búsqueda. Pudo haber sido afectado por un clima inusualmente cálido y seco ocurrido en 1987 y la posible acción de patógenos cutáneos producida por hongos de la división Chytridiomycota. Otras amenazas que pudieron perjudicar a esta especie son: la degradación de su medio natural generada por los usos en agricultura y ganadería y por la introducción de truchas y pinos.  [leer más...]

1989 Sapo dorado o sapo de Monteverde | Incilius periglenes

Este anfibio anuro era originario de los bosques húmedos tropicales de la reserva biológica del Bosque Nuboso de Monteverde, Costa Rica. Su extinción simboliza un descenso a gran escala en el número de anfibios en todo el mundo durante las últimas décadas causado por el cambio climático. El biólogo australiano Tim Flannery ha descrito la extinción de este sapo como la primera desaparición de una especie derivada principalmente del calentamiento global. También han sido descritas otro tipo de amenazas para la especie como la limitada área de su hábitat, la polución del aire y el maltrato por parte del ser humano que les golpeaba y pinchaba. Otra hipótesis señala la introducción de especies no nativas en la zona y sitúa a los turistas como principales responsables. Jay Savage descubrió el sapo dorado en 1966. Martha Crump, 23 años después, avistó el último macho que se conoce.  [leer más...]

Extintos S21
2000 Caracol de las Seychelles | Pachnodus velutinus

Era una de las especies de caracoles terrestres endémicos de las Islas Seychelles. Una característica transcendental de este caracol fue su incapacidad para someterse a la estivación, un estado fisiológico que se da con más frecuencia en especies animales tropicales y que consiste en el letargo, inactividad o torpor que se produce por un descenso en la actividad metabólica y como respuesta a las condiciones extremas y periódicas acaecidas durante el verano o estación seca. La mayoría de especies correspondientes al género Pachnodus son capaces de formar una película entre la apertura de su concha y la superficie sobre la que descansan, evitando, de este modo, la pérdida de humedad y permitiendo que puedan sobrevivir cuando los niveles caen por debajo del 70%. Sin embargo, el Pachnodus velutinus carecía de esta capacidad y sólo podía habitar los bosques altos en los que los niveles de humedad eran constantes y superiores al 90%. Por debajo de este porcentaje, el caracol se hacía vulnerable a la desecación y moría. De ahí que esta especie estuviera históricamente amenazada por la degradación del hábitat y los cambios climáticos.  [leer más...]

2004 Kamao | Myadestes myadestinus

En 1891 se consideraba el ave forestal más común a lo largo de todas las áreas de Kauai, una de las islas principales del archipiélago de Hawái. Esta pequeña ave endémica habitaba originariamente los bosques en todas sus altitudes pero desde 1920 su área de distribución se vio restringida a los bosques húmedos montanos de gran densidad. A partir de 1940 la especie sufre una fuerte caída poblacional y durante los años 1968-1973 se estiman poco más de 300 ejemplares. Ya en 1981 el número se reduce drásticamente a 20-24 individuos ubicados en la Reserva de Alakai, para entonces, su único refugio. La fecha sobre el último reporte fiable es confusa, algunas fuentes lo sitúan en 1985 y otras en 1989, además de otros informes no confirmados durante años posteriores. Las intensas expediciones organizadas en su búsqueda no obtuvieron resultados positivos.
Aunque se desconocen los motivos exactos, todo parece apuntar que son varias las razones que pudieron empujar a la especie hacia la extinción. [leer más...]

2006 Delfín Baiji | Lipotes vexillifer

También conocido como delfín chino de río, fue una especie de cetáceo fluvial que únicamente se encontraba en el río Yangtze de China. Los registros fósiles indican que estos delfines emigraron desde el Océano Pacífico al río Yangtze hace unos 20 millones de años. Se trataba de un relicto de su especie.
La población había venido disminuyendo rápidamente en las últimas décadas, desde el surgimiento de la industrialización en China. Se le atribuye el fin de esta especie a la sobrepesca, la severa degradación del ambiente acuático, las colisiones de embarcaciones con estos animales y la construcción de grandes obras hidroeléctricas, a destacar, la descomunal presa de las Tres Gargantas cuya construcción comenzó en 1994 y que alteró de manera drástica e irrecuperable su hábitat. También debe hacerse referencia a la mortalidad incidental vinculada a métodos de pesca ilegales tales como detonaciones y pesca eléctrica que, a pesar de estar estrictamente prohibidos, se practica ampliamente en el área de distribución del Baiji. Este delfín representa el primer cetáceo en extinguirse por causa directa de la actividad humana.  [leer más...]

2007 Gran mariposa blanca de Madeira | Pieris brassicae wollastoni

Sin duda fue el ejemplar de lepidóptero más característico de la Isla de Madeira (Portugal). Habitaba en los bosques de Laurisilva, un ecosistema singular y único, descrito como una reliquia del Plioceno, época en la que el clima mediterráneo era más mucho húmedo que en la actualidad.
Su extinción, fechada oficialmente en 2007, se debió a varios factores, pero especialmente a la sobreexplotación maderera en la zona por parte de grandes empresas del sector. Semejante incursión humana supuso una pérdida del 80% del hábitat de este ejemplar. Su descenso de población y posterior extinción responden también a la agresiva introducción de pesticidas altamente tóxicos en la agricultura local, causantes de un profundo impacto en decenas de subespecies de mariposa. El último ejemplar recogido data de 1977.  [leer más...]

2010 Rinoceronte de Java vietnamita | Rhinoceros sondaicus annamiticus

De las tres subespecies de rinoceronte de Java, Rhinoceros sondaicus, dos ya han desaparecido. Son el rinoceronte de Java indio, R. sondaicus inermis y el rinoceronte de Java vietnamita cuya extinción ha sido recientemente confirmada por la WWF. La tercera, el rinoceronte de Java indonesio, R. sondaicus sondaicus, se encuentra bajo amenaza crítica dado que su población actual se limita a unos 40-50 ejemplares ubicados únicamente en el Parque Nacional de Ujung Kulon en Indonesia.
La caza furtiva es una de las causas principales de su extinción debido a que sus cuernos están altamente valorados en la medicina tradicional china. Estos mitos culturales los han convertido en objeto de una extensa comercialización impulsada por la demanda de los mercados medicinales asiáticos, particularmente, China y otros lugares de Asia.
El 29 de abril de 2010 hallan en el Parque Nacional de Cat Tien, Vietnam, al último ejemplar. Una hembra abatida por cazadores furtivos a la que le mutilaron el cuerno.  [leer más...]

2011 Rinoceronte negro occidental | Diceros bicornis longipes

Aunque el rinoceronte negro, Diceros bicornis, se encuentra en peligro crítico con poco más de 5.000 ejemplares, una de las subespecies, el rinoceronte negro occidental, cuyo último reducto se concentraba en Camerún, ha sido incluida en la lista de extintas de forma oficial. Ya había sido declarada temporalmente extinta en 2006 coincidiendo con el avistamiento del último ejemplar en estado salvaje. Estos indicios se han ido diluyendo en años recientes hasta terminar siendo declarada oficialmente extinta en 2011 por la IUCN.
Ya en los siglos XIX y XX, los cazadores europeos se adentraron en África y comenzaron la matanza de cientos de rinocerontes, una práctica cada vez más demandado por las clases aristocráticas de los países desarrollados. Por otro lado, la creencia de que sus cuernos poseen propiedades medicinales los situó en el punto de mira de la caza ilegal para fines comerciales, siendo Oriente Medio y los mercados de Asia los principales promotores de esta demanda.  [leer más...]

2012 Tortuga gigante de la Isla Pinta (Galápagos) | Chelonoidis abingdonii

El mismísimo Charles Darwin hablaba en sus escritos de la habilidad de los oriundos de las Islas Galápagos, Ecuador, para diferenciar entre las diversas variedades de tortuga de cada uno de los islotes. Una de esas subespecies de tortuga gigante fue la de la Isla Pinta o Abingdoni. De esta segunda denominación procede su nombre latín, Chelonoidis abingdonii. La evolución y extinción de esta variedad de tortuga genuina y nativa del archipiélago ecuatoriano también constituye un ejemplo de intrusismo humano en el hábitat animal. Concretamente, la mezcla indiscriminada y en cautividad de diferentes subespecies es la causa más probable de la extinción de la tortuga de la Isla Pinta. Su último ejemplar, conocido como el Solitario George «Lonesome George», pasó a la historia por los intentos desesperados e inútiles de lograr que procreara con hembras de otras islas. George murió en junio de 2012 tras conseguir que las hembras pusieran dos tandas de huevos, que finalmente resultaron infértiles.  [leer más...]

Animales pendientes de incluir en este apartado y que se suman a las especies
y subespecies desaparecidas en nuestro siglo. Próximamente:

2000 Bucardo o cabra montés pirenaica | Capra pyrenaica pyrenaica
2004 Po'ouli | Melamprosops phaeosoma
2004 Pato Poc de Guatemala | Podilymbus gigas

 

 
Una especie se considera en peligro de extinción, sea vegetal o animal, cuando su
existencia se encuentra globalmente comprometida.
Para declarar de forma oficial la extinción definitiva de una especie tienen que pasar
50 años de rigor sin que ningún ejemplar sea visto.