We are apologize for the inconvenience but you need to download
more modern browser in order to be able to browse our page

Download Safari
Download Safari
Download Chrome
Download Chrome
Download Firefox
Download Firefox
Download IE 10+
Download IE 10+

1990 Gorrión costero oscuro

Nueva entrada
artimalia, dibujando especies para que no se borren

Imagen: artimalia.org; Dibujo: Diana Sobrado; CC–Atribución–No Comercial–Sin Derivadas

Nombre científico: Ammodramus maritimus nigrescens.
Reino: Animalia. Filo: Chordata. Clase: Aves. Orden: Passeriformes. Familia: Emberizidae.

El gorrión costero oscuro es originario de Florida. Vivía en la costa desde Texas a New Jersey, en marismas naturales. Fue especialmente abundante en las salinas de la isla de Merrit, y a lo largo del río San Juan. El hábitat adecuado para el desarrollo de esta especie sólo puede encontrarse entre 10 y 15 pies sobre el nivel del mar. Sus opciones en cuanto a adaptarse al medio para poder subsistir se veían limitadas por su alta dependencia a los entornos húmedos, un requisito natural que empujó al gorrión costero oscuro a aislarse de todos los demás gorriones de playa.

La causa de su extinción es la que con más frecuencia afecta a todos los habitantes del planeta: la destrucción del hábitat. Dependía de la Spartina Bakerii, una planta herbácea en la que asentaba sus nidos. Su desaparición comenzó en 1940,  ➤  cuando el DDT se pulverizó sobre las marismas para el control de los mosquitos que causaban problemas en el área del pantano adyacente al Centro Espacial Kennedy. Por un lado, el pesticida entró en la cadena alimenticia de las aves, lo que redujo la población de 2.000 a 600 parejas reproductoras. Y, por otro, ya en 1963 se ejecutó un nuevo programa de control de mosquitos que llevó a inundar el pantano, sin que se hiciera ningún esfuerzo por reducir los efectos nocivos de la inundación en la vida silvestre que dependía de ese hábitat.

En un intento por salvar la especie, el Servicio de Pesca y Vida Silvestre compró el área de una reserva localizada en otro pantano que se destinaría a proteger la ya mermada población de gorriones costeros, pero no tuvo éxito, porque a través del pantano se construyó una carretera para conectar el Centro Espacial Kennedy con Disney World. Los pantanos se drenaron, anulando así cualquier posibilidad de que el gorrión costero tuviera un lugar para vivir. Se quiso poner solución a mediados de la década de los años 70, intentando restaurar el flujo natural del agua en una de las zonas. La vegetación nativa regresó poco a poco, pero ya era demasiado tarde para el gorrión.

En la década de 1980 se inició un programa de cría en cautividad. Apenas cinco o seis gorriones costeros oscuros, todos machos, fueron localizados en su hábitat salvaje, un tramo de 10 millas de pantanos a lo largo de la costa Este de Florida que se estaba viendo seriamente afectada por la actividad humana. Entre los ejemplares capturados se encontraba Orange band. Los gorriones se cruzaron con hembras de otra especie, pero los híbridos resultantes murieron o escaparon de su cautiverio sin volver a ser vistos.

El último gorrión costero oscuro fue protagonista de un artículo para el New York Times publicado en abril de 1986. Se le describe como un pequeño pájaro de edad avanzada y ciego de un ojo, el último de su estirpe, que intenta sobrevivir a través de la cría con una subespecie denominada gorrión marítimo de Scott, su pariente más cercano y con el que comparte la coloración gris oscura de su plumaje. Pero aquel ser solitario que permanecía cautivo en un parque zoológico no sobrevivió. Los cuidadores le llamaban Orange Band, debido al color del anillo de identificación colocado alrededor de una de sus patas.

Orange Band murió el 17 de junio de 1987, y el gorrión costero oscuro se declaró oficialmente extinto en diciembre de 1990.

Esta triste historia inspiró una canción country titulada One lonely sparrow y compuesta por Ron Vaughn. La vida de este ave parece el guión de una película, con banda sonora incluida, y con un final desalentador. Aunque, como en toda historia, quizás el final sea abierto y haya una segunda parte. De aquel primer programa de cría surgió otro individuo al que se llamó Green Band, visto por última vez en 1980. Fue uno de los gorriones que escaparon, y no se supo más de él. Quién sabe si algún día el gorrión costero oscuro pueda resurgir de nuevo…

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar