We are apologize for the inconvenience but you need to download
more modern browser in order to be able to browse our page

Download Safari
Download Safari
Download Chrome
Download Chrome
Download Firefox
Download Firefox
Download IE 10+
Download IE 10+

El día del… po’ouli

26.11.16 // POST ESCRITO POR AMAYA OYÓN
Hawái, punto negro de extinción

Que la actividad humana deja huellas profundas en los ecosistemas, es un hecho incuestionable. Pero si, además, esta actividad se concentra en una extensión muy reducida, el impacto se acelera y multiplica generando importantes consecuencias para el equilibrio de la biodiversidad autóctona. No es de extrañar que las pérdidas que ha sufrido Hawái en cuanto a su avifauna endémica le sitúen como uno de los puntos negros de extinción de especies a nivel mundial.

Exacto, en esta ocasión viajamos a Hawái, concretamente, hasta los bosques húmedos de la isla de Maui. Allí hemos ido reuniendo los pequeños retales de información que hoy nos cuentan la historia incompleta del po’ouli, ese pájaro con máscara negra que deja otro hueco enorme en la biodiversidad de las islas, y del planeta. Porque no tiene pinta de que vaya a ocurrir un milagro… ¿o sí?

En cualquier caso, sabiendo que hoy, 26 de noviembre de 2016, se cumplen 12 años de la muerte del último po’ouli conocido, queremos dedicarle este espacio revisando los detalles de su vida y las posibles causas de su declive en un homenaje que viene expresado a través de nuestras obras gráficas y escritas.

artimalia poouli

Po’ouli | Melamprosops paheosoma
Medía 14 cm y pesaba unos 25 g. De cola corta y pico alargado, grueso y ligeramente curvado. En su plumaje superior predominaban los marrones oscuros y, en el inferior, los tonos se aclaraban visiblemente. De canto vigoroso, con un chit-chit-chit agudo y con una ráfaga rápida de chit-chit-chu-chit cuando estaba en alerta. Era sedentario, por lo que no migraba a otras áreas. Se alimentaba de caracoles, insectos y arañas. En raras ocasiones, probaba la fruta. Fotografía: U.S. Fish and Wildlife Service

12 años sin poouli manuel zapico artimalia

Po’ouli ilustrado por ©Manuel Zapico, para Artimalia.

¿Dónde estás, po’ouli?

En el caso del po’ouli, catalogarlo en Estado Crítico podría ser hasta un consuelo, y, lo cierto, es que esa es actualmente su clasificación oficial desde 1994. De quedar supervivientes en algún rincón de la montaña, se estiman entre 1 y 50 po’oulies, una población tan frágil y limitada que obliga a matizar su catalogación con un «Probablemente Extinto». Desde hace más de una década, no hay rastro de su presencia a pesar de las constantes investigaciones practicadas en la zona.

Fue descubierto en 1973, ya por aquel entonces se calculaban menos de 200 aves. Durante la década de 1975 a 1985 se produjo una rápida disminución de la densidad poblacional en la cuenca alta de Hanawi, el último hábitat registrado del po’ouli. En 1995, los ejemplares conocidos no eran más de siete y, para mediados de 1997, sólo podían contabilizarse tres individuos, dos machos y, probablemente, una hembra. De estos tres, uno fue capturado en septiembre de 2004, pero el pájaro cautivo murió el 26 de noviembre del mismo año, el último que sepamos. Los otros dos, no han vuelto a ser vistos desde 2003 y 2004, así que las probabilidades de que el po’ouli siga existiendo en la naturaleza son prácticamente una fantasía.

poouli obra de amaya oyon artimalia

Po’ouli ilustrado por ©Amaya Oyón, para Artimalia.

artimalia poouli jorge ochagavia

Po’ouli ilustrado por ©Jorge Ochagavía, para Artimalia.

«Al último Po’ouli»

Microrrelato de ©Diana Sobrado, para Artimalia.

Su vientre grisáceo, al vuelo, brillaba como plata, y su elegante antifaz negro recordaba a la de un héroe de cómic. Recorría la isla buscando comida para sus pequeños. Sobrevolaba los riscos altos y no dejaba de mirar a todos los lados. El nuevo olor, extranjero, a gato doméstico, invadía la zona.

Dejó que sus alas lo llevaran hacia los muros donde vivían los caracoles y picoteo un par de ellos para llevarlos a su nido, en lo alto del volcán. Y entonces voló hacia su casa. Pero el gato ya estaba allí, agazapado entre plumas marrones, acechando al último Po’ouli.

artimalia pooli pet de pan

Po’ouli ilustrado por ©Pet de Pan, para Artimalia.

«El antifaz de Po’ouli»

Microrrelato, por la escritora ©Juana Espín, para Artimalia.

Su nombre en sí, ya era un mero canto. Se llamaban po’ouli, «cabeza negra» y habitaban en la falda de un volcán llamado Haleakala, «casa del sol». De los po’ouli, dicen, que sólo quedaron dos y, que andan escondidos o muertos, nadie lo sabe a ciencia cierta. Sólo que, el último po’ouli atrapado por el hombre, murió en cautiverio. Nada más se puede decir de ellos. Si pudiésemos hablarles les diríamos: ¿Cómo te llamas? po’ouli, contestarían con un canto. ¿Y dónde vives?, domicilio incierto. Y se reirían con su risa de cabeza negra, con su risa tras el antifaz en un susurro negro, por si acaso. Anda tanto cerdo suelto… nunca responderían más, no fuese a ser que los descubriesen. Un gorjeo de más, y… Prefieren que se les llame extintos.

Si están vivos, ¿quién los vio?
Y si no murieron, el mundo los ignora.
Y si murieron de verdad,
nadie lo afirma categóricamente.
Nadie los ha podido volver a ver.

Cuando se los busca, desaparecen misteriosamente, o toman la forma de un cerdo, una mangosta, una rata, un gato o un caracol. Nadie sabe quién son en realidad. Sólo cabría buscar en alguna biblioteca borgeana. O imaginarlos libre y alegremente. Los sueños, a veces, atrapan lo imposible.

Su hábitat y los recónditos bosques de ohia
habitat poouli artimalia

Era endémico de Maui, donde fue descubierto en 1973 en la Reserva Forestal de Ko’olau, en los flancos nororientales de Haleakala. El último reducto identificado del po’ouli estaba localizado en la cuenca alta del Hanawi, zona de matorrales y bosques montanos húmedos que hoy sigue siendo hogar irremplazable para muchas aves y plantas nativas, un conjunto de especies tan raras como vulnerables.

La evidencia de subfósiles indica que los primeros hábitats del po’ouli eran zonas con un clima más seco, sin embargo, datos más recientes nos descubren cómo el po’ouli se desplazó a territorios húmedos buscando refugio en los bosques de ohia (Metrosideros polymorpha), de hecho los dos últimos nidos fueron encontrados en este árbol. El árbol ohia es uno de los más importantes de las islas hawaianas, no sólo es vital para el entorno y el suministro del agua, también se encarga de dar alimento a las aves autóctonas que dependen de su néctar y de proporcionar una cubierta a las plantas del lugar que crecen en la parte baja de los bosques. Actualmente el árbol ohia está en serio peligro debido a una enfermedad devastadora provocada por un hongo que ha sido descubierto recientemente.

artimalia arbol ohia

Árbol ohia (Metrosideros polymorpha) en flor. Actualmente, se encuentra amenazado.

Principales (posibles) causas

Se cree que la destrucción y modificación del hábitat, así como la rápida propagación de los mosquitos portadores de enfermedades en las tierras bajas, son las causas del declive inicial del po’ouli. Los mosquitos, incluso hoy, continúan representando una amenaza. Por otro lado, las causas precisas de su reciente caída poblacional siguen siendo una incógnita. Al parecer, están relacionadas con el incremento de los cerdos en Hanawi. A ellos se suman las especies no autóctonas introducidas por el humano que se convirtieron en predadores directos, ya no sólo del po’ouli, también de otras especies que no estaban preparadas para esta convivencia forzada con ratas, gatos y pequeñas mangostas –como la Herpestes auropunctatus, procedente de la India–. A las ratas y al caracol ajo (Oxychilus alliarius) o garlic snail en inglés, se les señala como responsables del declive de caracoles terrestres nativos, la principal fuente de alimento del po’ouli.

poouli capturado artimalia

Fotografía del último Po’ouli del que se tiene constancia. Foto: Paul E. Baker, U.S. Fish and Wildlife Service. Fuente: wikipedia.

Intentos para preservar la especie

Entre las acciones de conservación en curso está la creación, en 1986, de una reserva en Hanawi que abarca una extensión de 30 km2. Durante el periodo 1990-1997 todos los cerdos salvajes de la zona fueron sometidos a un control feroz que supuso su erradicación de forma sistemática en tres de las áreas cercadas. En 2006 se realizaron evaluaciones ambientales y barridos en su búsqueda hasta elevaciones entre 1.000 y 2.400 metros, pero los resultados fueron negativos.

Otras acciones propuestas tienen como intención examinar los bosques de ohia que todavía persisten al Este de Maui y ampliar la zona de control hacia el Oeste y por debajo de la línea actual en Hanawi para prevenir la diseminación de hierbas invasoras y para la vigilancia de los mosquitos en las zonas altas de los bosques, así como fomentar la restauración de hábitats de menos elevación… En fin, dada la situación real del po’ouli, es inevitable pensar que estas medidas son tardías, aunque, de llevarse a cabo, quizás puedan ser favorables para otras especies endémicas aquejadas de las mismas amenazas.

Nota: el contenido de este post está protegido por derechos de autor/a | ©All rights reserved
Si estás pensando en usar contenido de Artimalia, no te precipites y consulta nuestro Aviso legal

Fuentes de consulta

Sobre el po’ouli › birdlife.org // iucnredlist.org // itsnaure.org // wikipedia.org
El árbol de ohia en la actualidad › elnuevodia.com // veoverde.com

Hazte eco de su historia compartiéndola

Contenido relacionado en nuestra web:
poouli

Conoce más sobre el Po’ouli

En nuestra línea cronológica puedes seguir ampliando tus conocimientos sobre el Po’ouli y consultar la historia de otras especies extinguidas en los siglos XIX, XX, XXI y las extintas en libertad.

poouli

Próximamente › el Po’ouli en imágenes

Visita nuestra galería histórica y acércate un poco más a la fauna perdida de los últimos tiempos a través de esta recopilación de material documentado compuesto por ilustraciones, fotografías y vídeos de diferentes épocas.

poouli

Conoce más sobre el Po’ouli

En nuestra línea cronológica puedes seguir ampliando tus conocimientos sobre el Po’ouli y consultar la historia de otras especies extinguidas en los siglos XIX, XX, XXI y las extintas en libertad.

poouli

Próximamente › el Po’ouli en imágenes

Visita nuestra galería histórica y acércate un poco más a la fauna perdida de los últimos tiempos a través de esta recopilación de material documentado compuesto por ilustraciones, fotografías y vídeos de diferentes épocas.

Han participado en este post:

Manuel Zapico
Desde que era un enano, mis compañeros de aventuras han sido un lápiz y una bici. Me gusta el dibujo, la ilustración y la estampación de obra gráfica original. Me atraen las técnicas, procesos, métodos, trucos, apaños y útiles para realizar estas actividades. Organizo cursos de ilustración de la naturaleza en los que dibujamos animales y su entorno, creo que es una manera de disfrutar, educar y respetar a la fauna, ahora y para un futuro. Gracias a una serie de casualidades, llegó hasta mí una postal de Artimalia y desde entonces quise colaborar con el proyecto.

En otra vida sería… un lobo para poder seguir andando por la montaña, aullando al aire libre y conviviendo con la manada.

Amaya Oyón
Acerté de lleno eligiendo Diseño Gráfico en la facultad de BB.AA de la UPV. Coexistir con animales me hace sentir viva, por eso Artimalia se ha convertido en mi proyecto mimado y doblemente gustoso porque me ha permitido explorarlo y fusionarlo con mi profesión. Fue en 2010 cuando surgió ese primer apunte rápido sobre Artimalia sin imaginar hacia dónde nos llevaría… Hoy me siento muy honrada de compartir con todos los colaboradores estas horas de dedicación sincera que han hecho que aquella primera idea casi desdibujada se transforme en este proyecto compacto y emocionante. Y lo que vendrá.

En otra vida sería… un vencejo, porque apenas necesita aterrizar.

Jorge Ochagavía
Así le vemos:
Si te encuentras a alguien, boli en mano, abriéndose hueco en la barra de un bar con el dispensador de servilletas monopolizado a modo de libreta espontánea y que, mientras va creando sus trazos, te suelta un comentario vacilón… ese será Jorge.

En otra vida sería… un poco de bonobo, gato persa, mosquito tigre y koala.

Diana Sobrado
Pintora e ilustradora, profesora de dibujo y pintura en la academia DiArte y escritora de cuentos fantásticos y de terror. Apasionada por el mundo y por las rendijas que se dejan ver. Me fui a Bilbao y allí me licencié en BB.AA y me especialicé en Restauración y Conservación. Tras años buscando, me encontré con lo que ya llevaba en mi mochila: lápices, pinceles y superficies donde plasmar mis percepciones. Empecé a dibujar animales, plantas, personas, bosques, duendes y bichos raros. Dos de las profesiones de las que nunca se jubila uno son la de pintor y la de escritor.

En otra vida sería… una Sciurus vulgaris, la ardilla roja de toda la vida.

Pet de Pan
Nacido en 1967. Ilustrador y diseñador gráfico, trabajo en mi propia agencia de comunicación en Rubí. Mi trabajo de ilustración sale del subconsciente, nunca sé lo que voy a realizar. Es un fluir interior, no hay necesidad de controlar lo que estoy haciendo, todo sale por casualidad. En mis creaciones se mezclan los sueños y las experiencias vividas.

En otra vida sería… un mamut. Animal, inmenso y poderoso, pero humilde y sencillo. Sueño con pisar la tierra descalzo y dejar mi huella por caminos, no me importa que las borre el tiempo, lo importante es que estuve ahí.

Juana Espín
Crecí recorriendo carreteras entre ciudades, campos, pueblos y aldeas de España hasta que me detuve en Valencia, donde ya llevo un buen tiempo. Vivo y trabajo entre libros: los leo, los escribo, los huelo, los acaricio, los beso. Son mi gran pasión. Adoro viajar a países remotos donde nada es como yo conozco. Me meto fácilmente en la piel de animales, plantas, personas y cualquier tipo de objeto. Y estoy contentísima de formar parte de Artimalia aportando mi pequeño granito de arena.

En otra vida sería… cada día sería un animal distinto, por aquello de variar y probarlo todo. Pero si me obligasen a elegir uno, sería un pájaro carpintero. Adoro los árboles y volar.

Sergio Navarro
Dicen de mí que soy un ‘informático sensible’ porque me preocupo por el kerning, el tracking, el padding, el color y las tipografías. Sé distinguir la Arial de la Helvetica. Soy de naturaleza lógica y analítica y disfruto interpretando datos estadísticos. Me gustan las cosas bien hechas y siempre procuro un código limpio y ‘aseado’ para mis trabajos web. Amante de la fotografía, la música y los Gifs animados. Mi tiempo libre se lo dedico al proyecto Artimalia y a remar en piragua; ahora estoy deseando cambiar el río por el mar.

En otra vida sería… Súper Ratón.

  • Recibe nuestras novedades

    Te avisaremos cuando publiquemos nuevo contenido en Artimalia.

  • Esta web usa cookies. Más información

    Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

    Cerrar