We are apologize for the inconvenience but you need to download
more modern browser in order to be able to browse our page

Download Safari
Download Safari
Download Chrome
Download Chrome
Download Firefox
Download Firefox
Download IE 10+
Download IE 10+

1892 Cabra montés portuguesa

cabra montés portuguesa

Imagen: artimalia.org; Dibujo: Amaya Oyón; CC–Atribución–No Comercial–Sin Derivadas

Nombre científico: Capra pyrenaica lusitanica.
Reino: Animalia. Filo: Chordata. Clase: Mammalia. Orden: Artiodactyla. Familia: Bovidae.

Para algunos investigadores se trata de una de las cuatro subespecies de cabra montés conocidas; para otros, esta cabra representa una especie (Capra lusitanica) y no una subespecie (Capra pyrenaica lusitanica). Era endémica de la Península Ibérica y habitaba las zonas montañosas del norte de Portugal, Galicia, Principado de Asturias y Cantábria occidental. Hasta 1800 esta cabra era abundante en toda su distribución, pero comenzó a sufrir un continuo descenso originado por la destrucción de su hábitat y la caza excesiva. A esto se le debe sumar el hecho de que los cazadores no respetaban las temporadas de caza. Curiosamente, los últimos avistamientos de este animal fueron todos de hembras, normalmente los cazadores prefieren la cornamenta de mayores dimensiones, propia de los machos. La última hembra de España murió en 1890. Dos años después muere el último ejemplar, también  ➤  hembra, en la Sierra de Geres en Portugal, su último refugio. Se les cazaba por su carne y porque se utilizaban partes de su cuerpo como medicamentos y antídotos para venenos de todo tipo. Los cuernos se usaban a modo de objetos ornamentales y como instrumento de comunicación en las montañas.

La coloración y el tamaño eran bastante similares al resto de cabras. Su cornamenta era la que les hacía diferentes del resto de subespecies: era la mitad de grande que la cornamenta de los bucardos, siendo unos cuernos pequeños en relación con el tamaño del animal.

No se hizo mucho mientras estas cabras todavía existían, las medidas que llegaron fueron posteriores. Desde 1993, la Junta de Galicia ha estado repoblando algunas zonas de su comunidad con la subespecie de cabra montés más parecida aún viva, la cabra montés de la Sierra de Gredos (Capra pyrenaica victoriae). Esta misma medida también fue adoptada por Asturias y está en estudio en Cantábria, aunque, en este último caso, era más por motivos cinegéticos que por razones medioambientales ya que está permitida su caza con algunas restricciones.

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar