We are apologize for the inconvenience but you need to download
more modern browser in order to be able to browse our page

Download Safari
Download Safari
Download Chrome
Download Chrome
Download Firefox
Download Firefox
Download IE 10+
Download IE 10+

2006 Delfín Baiji

Delfín Baiji

Imagen: artimalia.org; Dibujo: Amaya Oyón; CC–Atribución–No Comercial–Sin Derivadas

Nombre científico: Lipotes vexillifer.
Reino: Animalia. Filo: Chordata. Clase: Mammalia. Orden: Cetartiodactyla. Familia: Iniidae.

También conocido como delfín chino de río, fue una especie de cetáceo fluvial que únicamente se encontraba en el río Yangtze de China. Los registros fósiles indican que estos delfines emigraron desde el Océano Pacífico al río Yangtze hace unos 20 millones de años. Se trataba de un relicto de su especie. La población había venido disminuyendo rápidamente en las últimas décadas, desde el surgimiento de la industrialización en China. Se le atribuye el fin de esta especie a la sobrepesca; la severa degradación del ambiente acuático; las colisiones de embarcaciones con estos animales y la construcción de grandes obras hidroeléctricas, a destacar, la descomunal presa de las Tres Gargantas cuya construcción comenzó en 1994 y que alteró de manera drástica e irrecuperable su hábitat. También debe hacerse referencia a la mortalidad incidental vinculada a métodos de pesca ilegales  ➤  tales como detonaciones y pesca eléctrica que, a pesar de estar estrictamente prohibidos, se practica ampliamente en el área de distribución del Baiji. Este delfín representa el primer cetáceo en extinguirse por causa directa de la actividad humana.

Según la lista roja de la UICN, está clasificado en Peligro Crítico (CR), sin embargo, no se tienen registros de ningún ejemplar desde 2002 y, a finales de 2006, se declaró a la especie funcionalmente extinta tras una expedición que no pudo encontrar ningún ejemplar en el río. Según indican algunas fuentes, este animal pasó de ser venerado como símbolo de paz y prosperidad –fue conocido, incluso, como La diosa del Yangtze– a ser sujeto de caza en nombre de la redefinición del progreso de China durante el Gran Salto Adelante.

El primer intento de recuperación ex situ de cetáceos corresponde al delfín Baiji. A finales de la década de los 80, el gobierno de la República Popular de China aprobó un programa de recuperación en la reserva seminatural de Tian-e-Zhou. Sin embargo, la expectativa de que un número suficiente de Baiji podrían ser capturados y llevados a las reservas para su reproducción era poco realista y desembocó en fracaso. De las seis expediciones de captura realizadas solo una, en 1995, llevó a una hembra que murió siete meses después atrapada en la red de prevención de fuga en la salida de la reserva. El último ejemplar en cautiverio, un macho llamado Qi Qi, falleció en 2002.

El comportamiento del delfín de Baiji sigue siendo un misterio. Se encontraba generalmente en parejas que se agregaban a otras unidades sociales de unos 10 individuos. La mayor parte de su tiempo lo dedicaban a las proximidades de los grandes remolinos, donde buscaban peces durante el día. Por la noche descansaban en zonas de corriente lenta.

Estos delfines blancos eran casi ciegos y se comunicaban entre sí a través de silbidos y otras señales acústicas. En las turbias aguas del río Yangtze, la visión era casi inservible por lo que el delfín de Baiji hizo uso de la ecolocación o biosonar para navegar y localizar la comida. Algunos animales emiten sonidos en su entorno e interpretan los ecos que generan los obstáculos a su alrededor para poder calcular la distancia que les separa de ellos.

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar