We are apologize for the inconvenience but you need to download
more modern browser in order to be able to browse our page

Download Safari
Download Safari
Download Chrome
Download Chrome
Download Firefox
Download Firefox
Download IE 10+
Download IE 10+

El día del… Delfín Baiji

13.12.19 // ARTIMALIA + CRÓNICAS DE FAUNA

Año 2006. A bordo de un par de barcas un grupo de investigadores recorren el río Yangtsé, en China, esperando encontrar algún delfín Baiji. Navegan dispuestos a que los silbidos subacuáticos del cetáceo queden registrados en su hidrófono o a intentar vislumbrar su angosto hocico asomando entre alguno de los remolinos del río… pero ni rastro. Tras seis semanas, la búsqueda resulta infructuosa y la esperanza de un reencuentro con el animal se vuelve tan turbia como las propias aguas del Yangtsé. En ese momento, la especie se reconoce funcionalmente extinta para, poco después, ocupar la lista de los Posiblemente Extintos, –aunque para muchos, la palabra «Posiblemente» es casi ya un eufemismo–.

Han pasado 13 años desde aquella expedición y, como venimos haciendo en Artimalia, queremos recuperar la historia de este críptico delfín considerado uno de los mamíferos más raros y amenazados del mundo. Conocer y aceptar qué le pasó, puede ayudarnos a entender la situación tan dura a la que hoy se enfrentan otros habitantes del Yangtsé.

Os invitamos a conocer las particularidades de este cetáceo fluvial y las circunstancias que le rodearon hasta su desaparición. Como siempre, ilustraremos vuestra lectura con las creaciones artísticas de nuestra red de colaboradores. Esta vez contamos, además, con la participación de Eugenio Fernández, del que aprendemos a diario en su blog Crónicas de fauna, y que hoy se encarga de ponerle voz narrativa a esta lamentable historia de “posible” extinción.

POR EUGENIO FERNÁNDEZ, AUTOR DE CRÓNICAS DE FAUNA

El Baiji: La Diosa del Yangtsé

Según una antigua leyenda china, había una vez una linda muchacha oprimida por un cruel padrastro. Cuando este malvado hombre se cansó de ella, decidió venderla en el mercado como esclava. Se subieron a una barca para atravesar el Río Yangtsé con el propósito de alcanzar el mercado pero, durante el trayecto, el padrastro quiso abusar de la chica. Ella se defendió y, para salvarse, se arrojó a las aguas del río. El destino hizo justicia y se desató una gran tempestad en el Yangtsé, que hizo naufragar la barca y el padrastro se ahogó.

Desde entonces se vio por la zona un bonito delfín que nadaba alegremente. La gente pensó que se trataba de la reencarnación de la doncella que se había arrojado al río para proteger su virtud, y la apodaron la Diosa del Yangtsé. Este delfín fluvial es el primer mamífero acuático exterminado por los humanos desde el león marino japonés en la década de 1970.

delfin baiji

Delfín Baiji por ©Guiomar González, para Artimalia. Técnica mixta.

Delfines de río

¿Un delfín en un río? ¿Y por qué no?. Existen varias especies de cetáceos que se han adaptado a vivir en ríos. Hay dos especies en los ríos Ganges e Indo (familia Platanistidae), tres especies en ríos de la Cuenca Amazónica (familia Iniidae), y otra especie más en el Río de la Plata (familia Pontoporidae). Por su parte, existe un verdadero delfín (Delphinidae) que se ha adaptado también a la vida en el Amazonas: el tucuxi.

Y finalmente tenemos a nuestro baiji (Lipotes vexillifer), la Diosa del Yangtsé, que formaba, por sí solo, la familia Lipotidae. Vemos pues que, independientemente entre sí, varias especies de Cetáceos dieron el paso de ir subiendo por los estuarios salobres de grandes ríos tropicales y subtropicales, y se fueron adaptando a las aguas progresivamente más dulces hasta diferenciarse como especies propias.

El baiji era una especie grande: las hembras, algo más grandes que los machos, podían alcanzar los 2,5 metros de longitud, y los 220 kilos de peso. Se caracterizaban por tener un morro muy largo y fino.

blog_©artimalia_eldiade_delfin_baiji_juan_carlos_aguado

Delfín Baiji por ©Juan Carlos Aguado Ruiz, para Artimalia. Técnica: collage.

El Gran Salto ¿Adelante?

El baiji era un mamífero abundante en las ricas aguas del Yangtsé, donde encontraba mucha pesca de la que alimentarse. Hacia los años 1950 se calculaba su población en unos 6.000 ejemplares. Un mundo feliz que estaba a punto de derrumbarse.

Mao Zedong, el líder del pueblo chino, había decidido desde su recién proclamada República Popular, que China debía volver a ser una potencia planetaria como lo había sido en el pasado. Decretó la industrialización forzosa e intensiva de la nación. En 1958 se lanza el Gran Salto Adelante, que desemboca en una atroz hambruna. El baiji es cazado masivamente para proporcionar carne, aceite y piel a un pueblo hambriento.

Pero la Cuenca del Yangtsé siguió contaminándose. El curso medio y bajo que, junto con los lagos Poyang y Dongting, era el hábitat del baiji, se convirtió en una “autopista fluvial” en la que grandes cargueros transportaban mercancías arriba y abajo. La sobrepesca, las colisiones con barcos y la pesca accidental en redes empezaron a dar la puntilla a una población ya muy afectada.

En 1979 China declara al baiji especie protegida y prohíbe las prácticas pesqueras abusivas. Fue un brindis al sol. En la década de 1980 quedaban solo unos 400 baijis.

blog_©artimalia_eldiade_delfin_baiji_carol_ugarte

Delfín Baiji por ©Carolina Ugarte, para Artimalia. Técnica digital.

Qiqi

Precisamente el 12 de enero de 1980 un pescador cazó accidentalmente un baiji de dos años. Debido a las graves heridas que presentaba, se le instaló en un estanque construido especialmente para él. Se le bautizó como Qiqi. Más adelante, se le buscaron un nuevo hogar en el delfinario de Wuhan donde, al principio, estaba tímido y receloso pero luego acabó haciéndose un hueco en el corazón de los trabajadores y visitantes. En 1986 se le buscó la compañía de otras dos hembras para tratar de lograr su cría en cautividad, pero no se adaptaron al nuevo entorno y el proyecto fracasó. Qiqi permanecería solo el resto de su vida.

En 1994 se inicia la construcción de la mastodóntica Presa de las Tres Gargantas, y el hábitat del baiji se hace insostenible. En 1997 se registran solo 13 baijis en estado salvaje tras una expedición suiza. En el año 2002, Qiqi murió en cautividad tras más de dos décadas de vida casi en solitario. En aquel momento no se sabía, pero con él desapareció toda la especie y toda una familia de Cetáceos. Toda una línea genética exterminada por la ambición humana.

En 2006 los chinos lanzaron una ambiciosa expedición de 30 expertos y seis semanas de duración para determinar el estado de los baijis en el Yangtsé. No encontraron ningún ejemplar. Ese mismo año se declaró la especie funcionalmente extinta.

La Diosa del Yangtsé se esfumó…“como lágrimas en la lluvia”.

Han pasado 13 a–os desde que la esperanza de encontrar con vida algœn delf’n Baiji se ahogaba en las aguas del r’o YangtsŽ

Delfín Baiji por ©Amaya Oyón, para Artimalia. Técnica digital.

Cinco haikus para Baiji

Por ©Juana Espín, para Artimalia.

En río Yangtsé
delfines fantasmas, ¡plaf!
cortejan barcos.

Diosas del río
estúpidos humanos
pretenden avistar.

Sin delfín Baiji
negro quedó el Yangtsé,
palacio extinto.

¡Raza humana!
¿Os lamentáis ahora?
¿Creéis ver fantasmas?

Hocicos largos
en el cielo de peces
ríen y cantan.

blog_©artimalia_eldiade_delfin_baiji_jaume_marco

Delfín Baiji por ©Jaume Marco, para Artimalia. Técnica digital.

blog_©artimalia_eldiade_delfin_baiji_where_amaya_oyon

«¿Dónde?», por ©Amaya Oyón, para Artimalia. Técnica digital. Foto base: Simon Desmarais.

  ¿ENCUENTRAS AL DELFÍN?  
En esta imagen, camuflado, hay un delfín Baiji… ¿Puedes verlo entre las toneladas de mierda que cubren las aguas del Yangtsé?

blog_©artimalia_eldiade_delfin_baiji_rafa_garabal

Delfín Baiji por ©Rafa Garabal, para Artimalia. Técnica: grafito.

blog_©artimalia_eldiade_delfin_baiji_teresa_such

Delfín Baiji por ©Teresa Such, para Artimalia. Técnica mixta.

blog_©artimalia_eldiade_delfin_baiji_irreversario_amaya_oyon

Cartel–irreversario del delfín Baiji, por ©Amaya Oyón, para Artimalia. Técnica digital.

POR ARTIMALIA

Datos imprescindibles sobre el Baiji y el Yangtsé

blog_eldiade_delfin_baiji_tres_gargantas

Foto: presa de las Tres Gargantas, río Yangtsé, China. Fecha: septiembre 2009. Autor: Le Grand Portage.

DATO IMPRESCINDIBLE N.º 1
La presa de las Tres Gargantas
Su construcción generó gran controversia y marcó una clara línea de división entre partidarios y detractores

Es la planta hidroeléctrica más grande del mundo en capacidad instalada y en extensión. Sus cerca de 200 metros de alto y 2,3 kilómetros de largo cortan en dos el Changjiang –o Yangtsé–, el río más largo de China.

Durante su levantamiento, algunos no podían disimular su orgullo. La imponente presa se erguía como muestra de la capacidad del pueblo chino, representaba una fuente clave de energía eléctrica, mejoraba la navegación y activaba la economía regional, además de incrementar el control del cauce del río a fin de reducir los desbordamientos que, con frecuencia, castigaban la cuenca del Yangtsé. Cada diez años, el río sufría inundaciones masivas afectando a los millones de personas que habitaban sus márgenes.

Pero también fue criticada por múltiples aspectos. La construcción de las Tres Gargantas obligó a más de un millón de personas a buscar un nuevo alojamiento y dejó bajo el nivel de las aguas 19 ciudades y 322 pueblos, sumergiendo unos 630 km2 de superficie. Además, el proceso de adjudicación de viviendas e indemnizaciones estuvo salpicado de no pocos escándalos de corrupción a manos de los funcionarios locales. Por otro lado, mientras el subdirector de la empresa fabricante de la presa aseguraba que los efectos sobre el medio ambiente estaban «bajo control», los activistas advertían que el río Yangtsé se convertiría en una gigantesca alcantarilla… y no andaban nada desencaminados, casi la mitad de los desechos del país terminan en sus aguas, que ascienden a más de 20 mil millones de toneladas y gran parte de ellas industrialmente contaminadas y sin tratamiento. La gestión del agua favoreció la expansión industrial y la agricultura intensificada causando desastres ecológicos en el sistema del Yangtsé.

La construcción de esta y otras presas contribuyeron de forma drástica a la alteración y transformación del hábitat. Muchas especies vieron sus movimientos bloqueados por las numerosas presas que habían eliminado el acceso a los afluentes y a los lagos anexos, dejando impracticables sus zonas de reproducción. En relación al delfín Baiji, la controvertida presa de las Tres Gargantas llevó al límite las condiciones que la especie podía soportar. Supuso una modificación del sistema del río y permitió la entrada de grandes barcos en los tramos superiores del Yangtsé, aumentando el tráfico y la cantidad de ruido submarino que habría afectado a sistema de ecolocación de los Baijis y ascendido el número de impactos mortales contra las embarcaciones.

Estas son las dos caras de la mayor obra civil de la historia reciente.

blog_eldiade_delfin_baiji_last
DATO IMPRESCINDIBLE N.º 2
Amado «Qiqi»
El primero –y único– de su especie que logró adaptarse a la vida en cautiverio

El 12 de enero de 1980, un Baiji macho quedó atrapado accidentalmente en las redes de un pesquero que faenaba en las aguas del Yangtsé, las lesiones que presentaba eran tan serias que el moribundo cetáceo necesitó rehabilitación y sus heridas le dejaron cicatrices permanentes. El delfín, de dos años de edad, fue trasladado a una piscina de 300 metros cuadrados en el Instituto de Hidrobiología de la Academia de Ciencias de China. Aquel delfín recibió el nombre de Qiqi.

Los científicos chinos esperaban utilizar al delfín en un programa de reproducción artificial, pero las dos compañeras que le encontraron cuando tenía 8 años no soportaron las condiciones y murieron. Después ya no pudieron localizarse más representantes de la especie, por lo que a Qiqi no le quedó más remedio que nadar solitario en su piscina durante casi toda su vida.

Aunque estuvo gravemente enfermo en varias ocasiones, consiguió sobrevivir en las instalaciones durante más de dos décadas. En 2002, Qiqi moría a los 24 o 25 años de edad.

Su ADN ha sido extraído y preservado y, como en otros casos, hay quien defiende que la especie sea clonada. Las preguntas son imperativas, ¿acaso su hábitat natural se encuentra en situación de volver a recibirle? ¿acaso se han tomado medidas sólidas para evitar esas mismas causas que le llevaron, precisamente, a su desaparición total? ¿no sería más lógico destinar todos esos posibles recursos a otras especies del río cuya existencia se encuentra ahora en una profunda crisis?

DATO IMPRESCINDIBLE N.º 3
Otros habitantes del Yangtsé que corren peligro extremo
El río Yangtsé sigue siendo un lugar altamente degradado e inseguro para sus habitantes ribereños

[Foto 1] COCODRILO CHINO. Autor: Greg Hume. Año: 2011. Fuente: wikipedia.org
[Foto 2] ESTURIÓN DEL YANGTSÉ. Autor: CAFS. Licencia CC BY-NC. Fuente: naturalista.mx
[Foto 3] MARSOPA SIN ALETA DEL YANGTSÉ. Fuente: zh.wikipedia.org
[Foto 4] TORTUGA DE SWINHOE. Autor: Gerald Kuchling. Fuente: turtlesurvival.org
[Foto 5] PEZ ESPÁTULA CHINO. Fuente: imgur.com

Algunas megafaunas del río se enfrentan a una situación similar a la del delfín Baiji; están incluidos: el cocodrilo chino (Alligator sinensis); el esturión de Yangtsé (Acipenser dabryanus); la marsopa sin aleta de Yangtsé (Neophocaena asiaeorientalis asiaeorientalis), subespecie que casualmente simpatizaba con el delfín Baiji y cuya población ha experimentado un fuerte declive y ya se ha vuelto extremadamente rara; la tortuga de Swinhoe (Rafetus swinhoei), también conocida como tortuga de caparazón blando del Yangtsé o de Shanghái y el pez espátula chino (Psephurus gladius).

Todos estos animales figuran en Peligro Crítico (CR) encontrándose, la mayoría, más cerca de la extinción que de poder recuperarse.

Nota: el contenido de este post está protegido por derechos de autor/a | ©All rights reserved
Si estás pensando en usar contenido de Artimalia, no te precipites y consulta nuestro Aviso legal

Hazte eco de su historia compartiéndola

Contenido relacionado en nuestra web:

baiji

Conoce más sobre el delfín Baiji

En nuestra línea cronológica puedes seguir ampliando tus conocimientos sobre el delfín Baiji y consultar la historia de otras especies extinguidas en los siglos XIX, XX, XXI y las extintas en libertad.

baiji

Próximamente › el delfín Baiji en imágenes

Visita nuestra galería histórica y acércate un poco más a la fauna perdida de los últimos tiempos a través de esta recopilación de material documentado compuesto por ilustraciones, fotografías y vídeos de diferentes épocas.

Contenido relacionado en nuestra web:

baiji

Conoce más sobre el delfín Baiji

En nuestra línea cronológica puedes seguir ampliando tus conocimientos sobre el delfín Baiji y consultar la historia de otras especies extinguidas en los siglos XIX, XX, XXI y las extintas en libertad.

baiji

Próximamente › el delfín Baiji en imágenes

Visita nuestra galería histórica y acércate un poco más a la fauna perdida de los últimos tiempos a través de esta recopilación de material documentado compuesto por ilustraciones, fotografías y vídeos de diferentes épocas.

Han participado en este post:

Eugenio Fernández
Soy un naturalista enamorado de la fauna desde mi más tierna infancia. Hace tres años decidí dedicarme a la divulgación porque considero que ya no se habla de animales salvajes y quiero recuperar la visibilidad que tenían hace décadas en los medios de comunicación. Bloguero y colaborador de Prensa, echo una mano allá donde creen que puedo aportar algo por la fauna salvaje.

En otra vida sería… El lobo es mi animal tótem y mi futura reencarnación. Desafía todo lo establecido y no se comporta como algunos quieren que lo haga. Me da una valiosa lección: cuando parece estar acorralado acaba por superar las dificultades y salir del atolladero.

Guiomar González
Dibujo desde que tengo memoria. Siempre me interesaron el arte y los cuentos, y un día empezaron a pagarme por dibujarlos ¡Toma! Me sumé al proyecto Artimalia porque quiero aportar mi granito de arena a la lucha contra el olvido; y porque creo que la información y la educación son la base de un mundo más justo para todos los seres vivos.

En otra vida sería… Un cuervo. Bueno, una cuerva.

Juan Carlos Aguado
Diseñador Gráfico interesado en todo lo relacionado con las Artes.
Sensibilizado con todo lo relacionado con la fauna y el planeta en general.

En otra vida sería…
…Estando el cocodrilo y el orangután
dos pequeñas serpientes y el águila real…

Carolina Ugarte
Actualmente soy estudiante de Diseño Gráfico. En mi opinión, el arte en todas sus disciplinas es una gran herramienta de comunicación. Participar en proyectos como este es una forma de mostrarle al mundo lo que está ocurriendo por culpa de nuestros actos, cuantos más seamos, más se oirá nuestra voz. Me apasionan los videojuegos y el diseño, soy fiel defensora de los animales y creo que necesitan una ‘voz’ como este proyecto para ser oídos.

En otra vida sería… un águila real para poder volar y sentir la libertad que a veces tanto ansiamos.

Amaya Oyón
Acerté de lleno eligiendo Diseño Gráfico en la facultad de BB.AA de la UPV. Coexistir con animales me hace sentir viva, por eso Artimalia se ha convertido en mi proyecto mimado y doblemente gustoso porque me ha permitido explorarlo y fusionarlo con mi profesión. Fue en 2010 cuando surgió ese primer apunte rápido sobre Artimalia sin imaginar hacia dónde nos llevaría… Hoy me siento muy honrada de compartir con todos los colaboradores estas horas de dedicación sincera que han hecho que aquella primera idea casi desdibujada se transforme en este proyecto compacto y emocionante. Y lo que vendrá.

En otra vida sería… un vencejo, porque apenas necesita aterrizar.

Juana Espín
Crecí recorriendo carreteras entre ciudades, campos, pueblos y aldeas de España hasta que me detuve en Valencia, donde ya llevo un buen tiempo. Vivo y trabajo entre libros: los leo, los escribo, los huelo, los acaricio, los beso. Son mi gran pasión. Adoro viajar a países remotos donde nada es como yo conozco. Me meto fácilmente en la piel de animales, plantas, personas y cualquier tipo de objeto. Y estoy contentísima de formar parte de Artimalia aportando mi pequeño granito de arena.

En otra vida sería… cada día sería un animal distinto, por aquello de variar y probarlo todo. Pero si me obligasen a elegir uno, sería un pájaro carpintero. Adoro los árboles y volar.

Jaume Marco
Allá por 1977…
—Y a ti, Jaume, ¿qué te gustaría ser de mayor?
—A mí, selvero.
—Pero, ¿eso qué es? Ese trabajo no existe.
—¿Por qué no? Uno que hace zapatos es zapatero; entonces, uno que va a la selva, será un selvero, ¿no? Pues sí, ¡yo seré selvero!

Vivo y trabajo en València como diseñador gráfico e ilustrador. De momento no he logrado ser selvero, pero sí he conseguido ilustrar animales –algo que he hecho desde siempre– y publicarlos en un álbum infantil «El viaje de Max pelo-flecha», con texto de Francesc Vila.

En otra vida sería… un caballo salvaje o un lobo… nunca lo tengo claro.

Rafa Garabal
Nací en 1984, y aunque siempre me ha interesado el arte, no siempre me he dedicado a ello. Después de estudiar Enfermería y trabajar durante años en la Sanidad, decidí cambiar el tipo de agujas: de jeringas e inyecciones pasé a las agujas de tatuar. Aparte de la tinta y la piel, los materiales que más utilizo son el lápiz y el carboncillo, además de experimentar nuevas técnicas. Siempre me ha encantado la naturaleza y he convivido con animales.

En otra vida sería… ahora mismo soy la mascota de mis dos gatos así que, seguramente, sería un gato.

Teresa Such
De pequeña me encantaba sentarme en el sofá y empezar a ‘estudiar’ los libros y enciclopedias de naturaleza que tenía mi padre. Luego plasmaba mi versión sobre papel de los animales que me gustaban y creaba mis propios álbumes. Me lo pasaba pipa. Tras licenciarme en Bellas Artes en 2011 he ido ampliando y encaminando mis estudios a la ilustración científica y naturalista. Me inspiro mucho con los días lluviosos, la música, los libros y el té caliente.

En otra vida sería… el lince del desierto (Caracal caracal). Los adoro porque son gráciles, elegantes, ágiles e inteligentes.

Sergio Navarro
Dicen de mí que soy un ‘informático sensible’ porque me preocupo por el kerning, el tracking, el padding, el color y las tipografías. Sé distinguir la Arial de la Helvetica. Soy de naturaleza lógica y analítica y disfruto interpretando datos estadísticos. Me gustan las cosas bien hechas y siempre procuro un código limpio y ‘aseado’ para mis trabajos web. Amante de la fotografía, la música y los Gifs animados. Mi tiempo libre se lo dedico al proyecto Artimalia y a remar en piragua; ahora estoy deseando cambiar el río por el mar.

En otra vida sería… Súper Ratón.

  • ¿Nos sigues?

  • Recibe nuestras novedades

    Te avisaremos cuando publiquemos nuevo contenido en Artimalia.

  • Esta web usa cookies. Más información

    Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

    Cerrar