We are apologize for the inconvenience but you need to download
more modern browser in order to be able to browse our page

Download Safari
Download Safari
Download Chrome
Download Chrome
Download Firefox
Download Firefox
Download IE 10+
Download IE 10+

1907 Huia

Huia

Imagen: artimalia.org; Dibujo: Diana Sobrado; CC–Atribución–No Comercial–Sin Derivadas

Nombre científico: Heteralocha acutirostris.
Reino: Animalia. Filo: Chordata. Clase: Aves. Orden: Passeriformes. Familia: Callaeatidae.

Fue un ave endémica de la Isla Norte de Nueva Zelanda. Su extinción se debe a dos factores bien documentados. No fue hasta la colonización europea cuando el número de huias comenzó a disminuir gravemente. Por un lado, la caza excesiva que estaba muy extendida a fin de obtener su plumaje y poder atender la demanda mundial encabezada por museos y ricos coleccionistas privados. Las distintivas plumas largas de la cola eran utilizadas por los jefes maoríes como muestra de su estatus. La visita de dos figuras de la realeza inglesa a Nueva Zelanda produjo una desenfrenada demanda de plumas de huia entre las personas con ambiciones sociales. Varios miles de ejemplares se exportaron al extranjero como parte de este comercio. La segunda razón fue la deforestación masiva y generalizada. Las tierras bajas de la Isla Norte fueron despejadas por los ocupantes europeos  ➤  para destinarlas a la agricultura. Se sabe que la huia era un animal muy vulnerable a la deforestación puesto que, adaptada a bosques antiguos, no era capaz de sobrevivir en la regeneración de bosques secundarios. Otra causa adicional fue la depredación por parte de especies no autóctonas introducidas por el hombre en la isla. Hubo algunos intentos de conservarla pero la preocupación y la protección legal llegaron demasiado tarde.

El nombre del género Heteralocha deriva del griego antiguo «diferente» y «esposa». Se refiere a la notable diferencia en la forma del pico entre machos y hembras. Aunque esta característica se da también en otras aves, este fue el caso más acusado. Este dimorfismo sexual de la estructura del pico dio lugar a estrategias de alimentación radicalmente diferenciadas entre ambos sexos. El pico del macho era corto y grueso, similar al de un cuervo y lo utilizaba para perforar la madera podrida. El de las hembras era largo, delgado y arqueado hacia abajo, su flexibilidad le permitía alcanzar zonas menos accesibles. Al ser las hembras las encargadas de alimentar a las crías, se ha sugerido que su pico evolucionó para capturar invertebrados, garantizando así una dieta rica en proteínas necesaria para los polluelos. Eran aves sociales y monógamas, probablemente las parejas se vinculaban de por vida, «cuando el macho de una pareja mantenida en cautiverio murió accidentalmente, la hembra comenzó a manifestar angustia extrema y suspiraba por su compañero. Murió diez días después».

Los maoríes también la capturaban como mascota y pudo haber sido entrenada para imitar palabras. Contaba con una amplia variedad de sonidos y su canto se describe como peculiar, suave y melodioso. La huia no tenía miedo innato al hombre y podía capturarse fácilmente con la mano. Los maoríes las atraían imitando su sonido. A menudo, se capturaba a uno de los miembros para que el ave atrapada, utilizada como reclamo, llamara en alto a su pareja; se le atraía de este modo para ser cazada también.

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar