We are apologize for the inconvenience but you need to download
more modern browser in order to be able to browse our page

Download Safari
Download Safari
Download Chrome
Download Chrome
Download Firefox
Download Firefox
Download IE 10+
Download IE 10+

1988 Jambato negro

Jambato negro

Imagen: artimalia.org; Dibujo: Raúl Rodríguez mosiq; CC–Atribución–No Comercial–Sin Derivadas

Nombre científico: Atelopus ignescens.
Reino: Animalia. Filo: Chordata. Clase: Amphibia. Orden: Anura. Familia: Bufonidae.

Era una pequeña rana muy común en Ecuador. Se distribuía a lo largo de los páramos y bosques interandinos y en zonas altas de las Cordilleras Oriental y Occidental de los Andes, desde la provincia de Imbabura, al norte, hasta las provincias de Chimborazo y Bolívar, al sur. Esta especie también solía ser encontrada en áreas urbanas periféricas de ciudades como Latacunga y Quito. Actualmente está considerado extinto debido a que no ha sido encontrado desde el 30 de marzo de 1988, fecha de su último registro, y a pesar de haberse realizado numerosos esfuerzos de búsqueda. Pudo haber sido afectado por un clima inusualmente cálido y seco acontecido en 1987 y la posible acción de patógenos cutáneos producida por hongos de la división Chytridiomycota. Otras amenazas que pudieron perjudicar a esta especie son: la degradación de su medio natural generada por los usos  ➤  en agricultura y ganadería y por la introducción de truchas y pinos.

El jambato era conocido y muy común en el centro y norte de la Sierra. Considerado parte importante de poblados y zonas rurales, la gente lo identificaba con agrado como un elemento cotidiano, cosa que no sucede con otras ranas. El tamaño del macho oscilaba entre los 2,4 hasta los 2,7 cm y la hembra, levemente mayor, estaba entre los 3,2 y los 3,9 cm. Estaba dotado de extremidades cortas y un cuerpo robusto con una coloración negra brillante en el dorso y los laterales.

Era un animal de hábitos diurnos que se ocultaba en las horas más calurosas. Se reproducía en las corrientes de aguas cristalinas y altamente oxigenadas de ríos y arroyos. La hembra depositaba alrededor de 1.200 huevos.

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar