We are apologize for the inconvenience but you need to download
more modern browser in order to be able to browse our page

Download Safari
Download Safari
Download Chrome
Download Chrome
Download Firefox
Download Firefox
Download IE 10+
Download IE 10+

Zalophus japonicus

Habitaba las zonas costeras del archipiélago japonés y de la península de Corea. Fue en sus últimos años de existencia cuando la captura de miles de ejemplares les hizo desaparecer. Además de la sobrepesca en sus zonas de alimento y el gran deterioro del hábitat ocasionado por la Segunda Guerra Mundial (1939-1945). Corre el rumor de que los soldados coreanos utilizaban a estos animales en sus prácticas de tiro –Van den Hoek Ostende, 1999–. Según la prensa coreana, hubo que detener la caza en los años 40, prácticamente cuando ya se habían extinguido y costaba encontrarlos debido a su escasez. Al parecer, su carne no era sabrosa así que se les cazaba para otros menesteres: para extraer el aceite de la grasa de su piel, los órganos internos se usaban en la medicina oriental, los bigotes para fabricar limpiadores de pipa y la piel para artículos de cuero…

Campephilus imperialis

Era un ave voladora que habitaba principalmente los bosques templados y fríos de México, aunque originariamente también se le encontraba en el sur de Estados Unidos. Las zonas de altas latitudes eran su hábitat preferente; aquí la capa del suelo estaba muy desarrollada y podían utilizar los pinos muertos para nidificar. Bastaron no más de cuarenta años de tala indiscriminada de los bosques a manos de la industria maderera para destruir por completo su hábitat, se estima además que este pájaro necesitaba alrededor de 30 km² por pareja para poder subsistir. Como dato significativo el 99,4 por ciento de la Sierra Madre Occidental se ha despejado o talado selectivamente. Se le cazó por diversión, era un objetivo fácil debido a sus dimensiones y se calcula que un 30 por ciento murió a causa del vandalismo. La caza también tuvo fines medicinales, alimenticios y macabros…

Macrotis leucura

Esta especie endémica de Australia vivía en zonas desérticas con baja densidad de vegetación y suelos adecuados para excavar en arenas de sabana. Era un marsupial de la familia Peramelidae y de aspecto similar al conejo. Fue descubierto en 1887, pero para la década de los 50 ya se había extinguido debido a dos causas fundamentales: por la caza para obtener su piel y por la introducción de especies no autóctonas por parte del hombre, como el zorro, que depredaba sobre él y por la competencia por los recursos surgida con los conejos. En el verano de 1932 se capturaron los últimos ejemplares vivos en la estación de Cooncherie. El último individuo del que se tiene noticia es gracias a un cráneo recogido en el nido de un águila en 1967. Se estima que los huesos pertenecían a un bilby menor de unos 15 años de edad. De esta especie se tienen pocos datos y algún dibujo representativo. Existen muchos…

Panthera tigris sondaica

Era endémico de la isla de Java, Indonesia. Constituye una de las tres subespecies de tigre extintas recientemente, en menos de 100 años pasó de ser considerado una peste a un animal en peligro. La principal causa de su extinción fue la pérdida del hábitat derivada de la invasión agrícola por parte de una creciente población humana en la isla. A esto se le añadió la caza y el tráfico de sus pieles, además de la disminución de sus presas naturales que le hizo entrar en competencia con otros depredadores. En 1950 la población total de estos tigres ya se había reducido entre 20-25 individuos dispersos por toda la isla por lo que las probabilidades de supervivencia eran insuficientes. El último lugar donde persistieron fue una remota área montañosa del sureste de Java llamada Meru Betiri, protegida en 1972, año en el que se produjo el último avistamiento confirmado de la zona. El problema…

Monachus tropicalis

Era la única foca conocida nativa que habitaba en el mar Caribe desde las aguas tropicales de Florida, Estados Unidos, hasta las Dependencias Federales venezolanas. Es también la primera especie de foca en extinguirse directamente debido a causas humanas. Su primer contacto con los colonos europeos fue a través de Cristóbal Colón en 1493, cuando fueron descritas como «lobos de mar» y se empezaba a percibir el interés económico por la especie. Tras esta llegada, la foca monje comenzó a cazarse por su piel, grasa y carne, llegando a matar más de 100 ejemplares por noche. Más tarde se generalizó la idea de que era una amenaza para los bancos de peces y se inició una campaña semiorganizada para su exterminio. En 1982 se le consideró en peligro de extinción y en 1994 fue catalogada como extinta, pero fue en 1996 cuando la IUCN reconoce a esta especie…

Capra pyrenaica pyrenaica

«El bucardo es y no es, está y no está». Así da comienzo una poética semblanza de este animal en un artículo de opinión publicado en 2014 en el Diario de Jerez. La pieza habla, quizás no con toda la sensibilidad con la que debería abordarse un tema como la conservación de la fauna pero sí con cierta pericia, de la rocambolesca y trágica historia de esta criatura que sufrió en sus carnes –y en sus genes– el absurdo y la naturaleza ilógica que en muchas ocasiones define a la especie humana cuando se trata de su relación con el medio. A su declive contribuyeron la falta de previsión y la dejadez manifiesta a la hora de abordar planes de conservación, que se acometieron demasiado tarde y marcados por la ausencia de criterio. Originariamente, el bucardo tuvo amplia presencia en el Pirineo, concretamente en Navarra, País Vasco, Lérida y Gerona. Se distribuía principalmente en superficies de bosque…

Chelonoidis abingdonii

El mismísimo Charles Darwin hablaba en sus escritos de la habilidad de los oriundos de las Islas Galápagos, Ecuador, para diferenciar entre las diversas variedades de tortuga de cada uno de los islotes. Una de esas especies de tortuga gigante fue la de la Isla Pinta o Abingdoni. De esta segunda denominación procede su nombre en latín Chelonoidis abingdonii. La evolución y extinción de esta variedad de tortuga genuina y nativa del archipiélago ecuatoriano también constituye un ejemplo de intrusismo humano en el hábitat animal. Concretamente, la mezcla indiscriminada y en cautividad de diferentes subespecies es la causa más probable de la extinción de la tortuga de la Isla Pinta. Su último ejemplar, conocido como Solitario George (Lonesome George) pasó a la historia por los intentos desesperados e inútiles de lograr que procreara con hembras de otras islas…

Puma concolor couguar

El 22 de enero de 2018, muchos medios especializados anunciaban en titulares la extinción del puma del este de Norteamérica que, a efectos, significaba su retirada oficial de la Ley de Especies en Peligro de Extinción, perdiendo así su condición de protegido. El puma oriental fue uno de los primeros animales incluidos en esta lista en la que venía figurando desde hacía más de 40 años. Pero la noticia, aparte de llegar tarde, resultaba un tanto artificiosa. La revisión del estado del puma del este ya se había iniciado en 2011, en ese momento fue considerado extinto extraoficialmente por el Servicio de Pesca y Vida Silvestre (FWS) de los Estados Unidos, y años después, en 2015, se proponía su eliminación definitiva de la lista de Especies en Peligro al reconocerse la inexistencia de poblaciones viables dentro de su área… Pero lo cierto es que el puma del este llevaba, al menos 80 años completamente…

Elaphurus davidianus

Este cérvido artiodáctilo de costumbres gregarias y nativo de China no solo constituye una especie sumamente rara, sino que además es el único de su género. El ciervo del Padre David recibe su nombre de un misionero y entusiasta naturalista francés que lo descubrió en el siglo XIX en el coto de caza imperial, cerca de Pekín. Allí subsistió por tratarse de zonas de humedales, con pantanos, estanques y lagos atravesados por el río Yongding. Lo peculiar de este caso es que la especie fue descubierta ya en cautividad, así que su historia comienza con los intentos por estudiarla y preservarla. Se especula con que la principal causa de extinción en la naturaleza fue la caza, de ahí que los últimos ejemplares se localizaran en los terrenos privados del emperador. La otra posible razón tiene que ver con la desecación de las zonas que habitaba para dedicarlas al cultivo del arroz. La curiosidad del…

Panthera leo leo

Insostenible. Según lo que puede extraerse de las últimas publicaciones sobre estudios filogeográficos, así parece ser la división tradicional que hasta ahora contemplaba los leones asiáticos y los africanos como distintas subespecies. En 2017, el Grupo de Trabajo de Clasificación de Felinos de la UICN publicó, de forma provisional, una nueva clasificación taxonómica en la que tan solo se reconocen dos subespecies para los leones todavía existentes: Panthera leo leo › para las poblaciones de Asia, junto a las de África localizadas en el oeste, centro y norte –esta última referida al león del Atlas–; y Panthera leo melanochaita › para los leones del este y sur de África. En estos momentos se sigue estudiando su taxonomía a fin de ofrecer un soporte consolidado a esta nueva división y reconocer un mayor número de unidades de protección para estas subespecies. Debemos señalar que los leones pertenecientes a la subespecie…