We are apologize for the inconvenience but you need to download
more modern browser in order to be able to browse our page

Download Safari
Download Safari
Download Chrome
Download Chrome
Download Firefox
Download Firefox
Download IE 10+
Download IE 10+

Psephotus pulcherrimus

Su distribución se extendía desde el sur de Queensland central al sureste de Queensland y el norte de Nueva Gales del sur. Las razones de su rápida extinción no dejan de ser especulativas. Probablemente tuvo mucho que ver la deforestación y el sobrepastoreo de ganado con su consecuente reducción de la disponibilidad de semillas en pastos nativos. También se señala como posibles causas, la depredación de especies introducidas como el gato, la caza por parte de los colectores de pájaros, la aparición de una serie de sequías, la recolección de huevos y la propagación de algún tipo de epidemia. El último avistamiento confirmado data del año 1927. El loro del paraíso fue nombrado acertadamente, Pulcherrimus significa «más bella» en latín. Era de un tamaño medio y tenía un plumaje de un extraordinario e inusual colorido. Disponía de una larga y delgada cola que podía alcanzar…

Equus hemionus hemippus

Era una subespecie del burro salvaje asiático. Eran abundantes y se les podía encontrar en varias zonas del Oriente Próximo, como Siria, Mesopotamia y Arabia, donde eran comunes los informes sobre estos equinos y los grandes rebaños que solían transitar las montañas y las estepas desérticas. Ya estuvo amenazado anteriormente pero su situación se agravó durante la primera guerra mundial. Gran parte de las zonas que constituían su hábitat fueron invadidas por tropas turcas y británicas fuertemente armadas. Ante la aparición de numerosos automóviles modernos, no pudieron competir en velocidad contra ellos, así que fueron cazados en grandes cantidades y en poco tiempo pese a que había sobrevivido durante miles de años. Parece ser que el último animal conocido en estado salvaje fue cazado en 1927 cuando bajaba a por agua al oasis Al Ghams, en Jordania. Según fuentes…

Panthera tigris balica

Junto al tigre de Java y al tigre persa, esta es una de las tres subespecies, de las nueve totales, que ya están extintas. Era endémico de la isla de Bali, Indonesia. Necesitados de amplios territorios de caza y dada la reducida extensión de la isla, es muy probable que la subespecie nativa de estos tigres nunca fuera demasiado abundante. La población humana y la agricultura iban en aumento en Bali, así que, una vez más, las causas de su desaparición están ligadas a la caza y a la pérdida del hábitat y de las presas. A comienzos del siglo XX solo sobrevivían de manera dispersa en las montañas de la zona oeste. Aquí la persecución aumentaba a medida que la isla se hacía más accesible y muchos cazadores iban allí para obtener su trofeo. El 27 de septiembre de 1937 se daba caza en esta parte de la isla al último ejemplar, una hembra. No existen tampoco en cautividad, por lo que la reintroducción de la especie…

Cervus schomburgki

Denominado nuar sa mun en su área de origen, este miembro de la familia Cervidae era endémico de las llanuras de Tailandia central. A partir de la segunda mitad del siglo XIX comenzaron a extenderse los cultivos de arroz en las tierras pantanosas del interior del país, lo que supuso una destrucción casi total de su hábitat. La caza no se realizó en grandes cantidades, pero es probable que afectara a la población ya que, por entonces, era reducida. Se apreciaba por su piel, astas y para su aplicación en medicina tradicional. Se estima que desaparecieron en estado salvaje en 1932. El último ejemplar cautivo, un macho mantenido como mascota en un templo budista, murió en 1938 al ser tiroteado por un borracho lugareño. Ninguno de los programas de cría llevados a cabo a partir de 1870 en templos tailandeses o en algunos zoológicos europeos tuvieron éxito a largo plazo. Durante la época de las…

Haematopus meadewaldoi

En el pasado el ostrero de las islas Canarias u ostrero negro canario no era considerado una especie independiente sino una subespecie, bien del ostrero negro africano, Haematopus moquini, bien del ostrero euroasiático, Haematopus ostralegus. Era un ave endémica de las islas Canarias orientales, España, residiendo en Fuerteventura, Lanzarote, el islote de Lobos y el archipiélago Chinijo. Aunque la información sobre la ecología del ostrero negro canario es insuficiente y está basada en hipótesis, los datos parecen ser consistentes ya que la biología de los ostreros no es muy variable y, por tanto, es fácil que responda a las características típicas de su género. Con toda probabilidad habitó las costas rocosas, siendo mucho menos habitual en las playas de arena, donde no dispondría de tantas presas. Pudo ser que con la llegada del ser humano se hubiera visto relegado a las playas arenosas por tratarse de territorios menos explotados…

Xerces glaucopsyche

Esta especie vivió en las dunas de arena de la costa del distrito de San Francisco. Pertenecía a la familia de mariposas alas de gasa Lycaenidae. Se cree que fue la primera especie de mariposa americana que llegó hasta la extinción como consecuencia de la pérdida del hábitat natural causado por el crecimiento urbano en el área de la bahía. Esta mariposa probablemente se asoció con algún tipo de hormigas en sus etapas larvales como parte de una relación simbiótica. Parece que una de las teorías de su extinción apunta a que una nueva especie de hormiga introducida fue sustituyendo lentamente a la hormiga autóctona, rompiéndose así el equilibrio natural. Fue descrita y documentada por primera vez en el año 1852. El último avistamiento confirmado fue entre los años 1941 y 1943. Contaba con unas características alas azules moteadas con puntos blancos. Las plantas de las que obtenía…

Porzana palmeri

Era un pequeño habitante de la isla hawaiana de Laysan, una pequeña isla que fue y sigue siendo refugio de una importante colonia de aves marinas. Este miembro no volador de la familia Rail debe su extinción a la competencia por la vegetación surgida con los conejos domésticos que se introdujeron en Laysan. Otras dos especies endémicas, Millerbird de Laysan y Apapane de Laysan, también sucumbieron ante la falta de alimento y de zonas de anidación. La extinción de esta especie es especialmente lamentable porque podía haberse evitado con facilidad. Era un ave ágil e inquieta y, en algunas ocasiones, agresiva con otras especies por su sentido de territorialidad, más aún durante la época de reproducción. Descripción de un Rascón por Hadden, 1941: «Como una canica negra rodando por el suelo. Sus patas eran tan pequeñas y se movían tan rápido que apenas podían verse». Se refugiaban…

Chaeropus ecaudatus

Era un pequeño marsupial que vivía en Victoria y en las zonas áridas y semiáridas de Australia. La distribución de esta especie endémica abarcaba gran variedad de hábitats, desde bosques dispersos con alta vegetación hasta llanuras y arenales. Las causas de extinción no están definidas pero su descenso poblacional parece precipitarse cuando los europeos comienzan sus asentamientos en el continente, a este hecho se le atribuye un doble cambio de hábitat: en primer lugar, los nativos quemaban pequeñas áreas de hierba que pronto se regeneraban proporcionando un nuevo suministro de alimento y refugio para los bandicuts. La llegada de los colonos supuso el abandono de esta práctica tradicional y las condiciones del suelo se alteraron. En segundo lugar, la introducción de un gran número de ganado originó cambios significativos en la estructura del territorio, el…

Onychogalea lunata

Esta especie endémica del oeste y centro de Australia habitaba los bosques abiertos y las colinas pedregosas cubiertas de matorrales. Con los asentamientos de los ocupantes ingleses llegó la sobrecaza que, junto a la lenta maduración de las crías, le llevó a una drástica disminución poblacional. La especie desaparecía a un ritmo más rápido del que se podía recuperar. La pérdida de hábitat incluye: incendios forestales provocados por el hombre, la expansión del pastoreo y la introducción de conejos y animales depredadores no autóctonos, una de las razones que más impacto ha ocasionado en el medio australiano. Este marsupial no estaba preparado para los cambios repentinos de su equilibrio natural. El último avistamiento registrado de este animal data de principios de los años 50. Ninguna medida específica de conservación fue llevada a cabo mientras aún existía…

Anodorhynchus glaucus

Era un rarísimo guacamayo que residía en el norte argentino, sur paraguayo, noreste uruguayo y brasileño. La sobredestrucción de la palma yatay, Syagrus yatay, contribuyó a su desaparición ya que sus nueces constituían su fuente de alimento indispensable; aunque las causas de su extinción responden fundamentalmente a la pérdida del hábitat. Corren rumores de avistamientos pero solo dos se consideran aceptables durante el siglo XX. Uno de ellos es un registro de un ejemplar vivo recogido en 1950, al noroeste de Uruguay. Por otro lado, la última vista por residentes de la región fue en 1932. Las expediciones emprendidas en los años 90 fallaron ante la posibilidad de encontrar poblaciones vivientes de esta especie Era un pájaro grande, de unos 70 cm con colores azul turquesa, azul pálido y con una cabeza grisácea y grande. Era el único miembro del género Anodorhynchus…

Zalophus japonicus

Habitaba las zonas costeras del archipiélago japonés y de la península de Corea. Fue en sus últimos años de existencia cuando la captura de miles de ejemplares les hizo desaparecer. Además de la sobrepesca en sus zonas de alimento y el gran deterioro del hábitat ocasionado por la Segunda Guerra Mundial (1939-1945). Corre el rumor de que los soldados coreanos utilizaban a estos animales en sus prácticas de tiro –Van den Hoek Ostende, 1999–. Según la prensa coreana, hubo que detener la caza en los años 40, prácticamente cuando ya se habían extinguido y costaba encontrarlos debido a su escasez. Al parecer, su carne no era sabrosa así que se les cazaba para otros menesteres: para extraer el aceite de la grasa de su piel, los órganos internos se usaban en la medicina oriental, los bigotes para fabricar limpiadores de pipa y la piel para artículos de cuero…

Campephilus imperialis

Era un ave voladora que habitaba principalmente los bosques templados y fríos de México, aunque originariamente también se le encontraba en el sur de Estados Unidos. Las zonas de altas latitudes eran su hábitat preferente; aquí la capa del suelo estaba muy desarrollada y podían utilizar los pinos muertos para nidificar. Bastaron no más de cuarenta años de tala indiscriminada de los bosques a manos de la industria maderera para destruir por completo su hábitat, se estima además que este pájaro necesitaba alrededor de 30 km² por pareja para poder subsistir. Como dato significativo el 99,4 por ciento de la Sierra Madre Occidental se ha despejado o talado selectivamente. Se le cazó por diversión, era un objetivo fácil debido a sus dimensiones y se calcula que un 30 por ciento murió a causa del vandalismo. La caza también tuvo fines medicinales, alimenticios y macabros…

Ursus arctos nelsoni

Esta subespecie del oso pardo era uno de los más pesados y grandes mamíferos de México. Habitaba en las zonas de pastizales y los territorios montañosos poblados de pinos en la parte suroeste de los Estados Unidos y del norte de México. En el siglo XIX comenzaron a expandirse las poblaciones humanas en ambas regiones, ocupando gran parte de las áreas habituales de este animal. Los ataques ocasionales al ganado que los humanos trajeron consigo, lo pusieron en el punto de mira y comenzaron a cazarlo y a envenenarlo. Hacia los años 30 ya había desaparecido de los Estados Unidos y su rango quedaba reducido a tres montañas aisladas de México: Cerro de las Campanas, Santa Clara y Sierra del Nido. En 1960 solo contaban con 30 ejemplares porque, a pesar de su condición de protegido, se continuó con la caza. En aquel entonces los ganaderos decidieron exterminar…

Macrotis leucura

Esta especie endémica de Australia vivía en zonas desérticas con baja densidad de vegetación y suelos adecuados para excavar en arenas de sabana. Era un marsupial de la familia Peramelidae y de aspecto similar al conejo. Fue descubierto en 1887, pero para la década de los 50 ya se había extinguido debido a dos causas fundamentales: por la caza para obtener su piel y por la introducción de especies no autóctonas por parte del hombre, como el zorro, que depredaba sobre él y por la competencia por los recursos surgida con los conejos. En el verano de 1932 se capturaron los últimos ejemplares vivos en la estación de Cooncherie. El último individuo del que se tiene noticia es gracias a un cráneo recogido en el nido de un águila en 1967. Se estima que los huesos pertenecían a un bilby menor de unos 15 años de edad. De esta especie se tienen pocos datos y algún dibujo representativo. Existen muchos…

Panthera tigris virgata

También conocido como tigre del Caspio, su distribución original comprendía la península de Anatolia, el Cáucaso, el Kurdistán, el norte de Iraq e Irán, Afganistán y gran parte de Asia Central hasta Mongolia. En tiempos de los romanos ya era capturado para espectáculos en circos, generalmente para enfrentarlos en la arena contra el león del Atlas. El aumento de la población y la presión humana hicieron que su área de distribución cada vez fuera más limitada. Entre las medidas previstas por los zares de Rusia para ocupar las tierras fronterizas de Asia Central y el Cáucaso, se incluía un plan de exterminio de estos tigres llevado a cabo por el ejército. Posteriormente, la deforestación ocasionada por los colonos y la comercialización de su piel supusieron el punto y final para la especie. La prohibición de cazar tigres en la URSS proclamada en 1947 llegó demasiado tarde, pero al menos sirvió…

Panthera tigris sondaica

Era endémico de la isla de Java, Indonesia. Constituye una de las tres subespecies de tigre extintas recientemente, en menos de 100 años pasó de ser considerado una peste a un animal en peligro. La principal causa de su extinción fue la pérdida del hábitat derivada de la invasión agrícola por parte de una creciente población humana en la isla. A esto se le añadió la caza y el tráfico de sus pieles, además de la disminución de sus presas naturales que le hizo entrar en competencia con otros depredadores. En 1950 la población total de estos tigres ya se había reducido entre 20-25 individuos dispersos por toda la isla por lo que las probabilidades de supervivencia eran insuficientes. El último lugar donde persistieron fue una remota área montañosa del sureste de Java llamada Meru Betiri, protegida en 1972, año en el que se produjo el último avistamiento confirmado de la zona. El problema…

Esta web usa cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar